Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 200 muertos y centenares de heridos en Irak en varios ataques con coches bomba

Al Maliki ordena el arresto del coronel que estaba al frente de la seguridad del mercado donde han muerto 140 personas

Un grupo de personas llevan en camilla el cuerpo de una de las víctimas del atentado del centro de Bagdad.
Un grupo de personas llevan en camilla el cuerpo de una de las víctimas del atentado del centro de Bagdad. REUTERS

Al menos 200 personas han muerto en Irak y más de un centenar han resultado heridas tras varios atentados con coches bomba. El ataque más sangriento ha tenido lugar en el centro de Bagdad, donde al menos 140 personas han perdido la vida y 150 han resultado heridas. Esta jornada especialmente violenta cuestiona una vez más el plan de seguridad llevado a cabo en la capital de Irak por el Goberino y que cuenta con el refuerzo del Ejército estadounidense. El primer ministro, Nuri al Maliki, ha ordenado el arresto del coronel del Ejército encargado de velar por la seguridad en la zona donde está el mercado donde se ha producido la principal masacre.

Entre los muertos se encuentran varios trabajadores de la construcción que estaban reconstruyendo la plaza del mercado, después de que un atentado el pasado febrero destruyera muchas de sus tiendas. El mercado, de mayoría chií, se encuentra a unos 500 metros de una mezquita suní. Cinco coches bomba han hecho explosión en lo que va de día en diferentes puntos de la ciudad.

En total han sido cinco atentados en los que han muerto al menos 125 personas. Poco antes del ataque del mercado, otro vehículo cargado de explosivos ha saltado por los aires en el céntrico barrio de Karrada. El ministerio de Interior ha contabilizado diez muertos y 12 heridos, mientras el balance de Defensa habla de 11 muertos y 13 heridos, entre ellos mujeres y niños.

Una hora antes, un coche conducido por un suicida chocó contra un puesto de control de la Policía en una entrada al barrio chií de Ciudad Sadr, bastión de la milicia del clérigo disidente Muqtada al Sadr. En la explosión murieron al menos 30 personas, incluyendo cinco agentes de seguridad, y otras 45 sufrieron heridas, según la Policía.

Esta mañana, otras 11 personas habían muerto cuando otro coche aparcado estalló cerca de un hospital privado en el barrio de Karradah. La explosión, que también dejó 13 heridos, provocó daños en el hospital de Abdul Majid y en otros edificios cercanos. La cuarta explosión tuvo lugar en un microbús en la zona de Risafi, al noroeste de la capital, y en ella murieron cuatro personas y seis resultaron heridos.

La ministra británica de Exteriores, Margaret Beckett, ha condenado hoy "la carnicería" provocada por la ola de atentados terroristas ocurridos hoy en Bagdad. Estas últimas matanzas con coche bomba son "otro horroroso ejemplo de lo que son capaces de hacer aquellos que ofrecen sólo muerte y destrucción para socavar la democracia en Irak", ha afirmado Beckett.