Al menos 20 muertos tras un atentado suicida en la ciudad iraquí de Ramadi

Hallado en Bagdad el cuerpo sin vida de una reportera de Radio Free Irak, desaparecida el pasado martes

Al menos 20 personas han muerto esta mañana tras la explosión de un coche bomba en la ciudad de Ramada, situada a 100 kilómetros al oeste de Bagdad. El ataque ha dejado más de 30 heridos, según ha informado la televisión estatal Al Iraqiya.

El coche bomba estaba conducido por un suicida, que aparentemente tenía como blanco un puesto de control del ejército iraquí en esta ciudad, que es capital de la convulsa provincia de Al Anbar. El ataque tuvo lugar pasadas las once de la mañana (10.15, hora peninsular española) cuando un suicida empotró su automóvil cargado de explosivos contra los soldados, entre los que se cuentan varios de los muertos y heridos en el ataque. La potente explosión destruyó además un edificio vecino, que al caer sepultó a varios viandantes, que los equipos de rescate tratan de sacar con vida.

Ramadi, junto con Faluya y Al Qaim, es una de las tres principales ciudades de Al Anbar, provincia donde se ha hecho fuerte la insurgencia suní y en la que los ataques contra las fuerzas de ocupación y contra la policía y el ejército iraquí son muy frecuentes.

Precisamente en Faluya ha tenido lugar otro de los ataques con más víctimas del día. Allí diez civiles han muerto por un bombardeo aéreo estadounidense contra una zona residencial situada a 50 kilómetros de Bagdad. Las fuentes temen que el número de víctimas aumente, ya que las tareas de desescombro de la vivienda derribada por las bombas no ha terminado. El ejército estadounidense no ha dado todavía su propia versión de los hechos, aunque algunos residentes aseguran que la vivienda servía de refugio a Safuk al Ali, considerado un líder de Al Qaeda en la zona.

En la misma zona han muerto esta mañana siete miembros de una misma familia -entre ellos dos mujeres y tres niños- cuando el vehículo en el que viajaban pisó una de las bombas colocadas en los arcenes de la carretera, destinadas habitualmente a los convoyes del Ejército de EE UU.

Además, en Diwaniya, los violentos combates entre militantes chiíes del Ejército del Mahdi y las fuerzas combinadas iraquíes y estadounidenses han dejado al menos cinco muertos, según informaron fuentes policiales en la ciudad. El grupo de Muqtada al Sadr -al que obedece la milicia chií- asegura que hay al menos 30 muertos tras estos enfrentamientos, que empezaron de madrugada y continúan en estos momentos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Periodista asesinada

Por otra parte, hoy se ha confirmado la muerte de Jamail Jalaf, periodista de la emisora Radio Free Iraq que se encontraba en paradero desconocido desde el pasado martes. Su cadáver fue hallado ayer en un barrio de Bagdad con varios impactos de bala en la cabeza y heridas en el cuerpo. Su muerte ha sido confirmada por la cadena estadounidense con sede en Praga Radio Free Europe/Radio Liberty, de quien depende la emisora árabe.

La reportera, que trabajaba para RFE/RL desde 2004 en el área de cultura y que había recibido amenazas de muerte, era madre de tres hijas. La emisora está financiada por el Congreso de EE UU, emite en casi 30 idiomas y en la actualidad agrupa a las dos emisoras que nacieron para difundir las ideas estadounidenses en el bloque comunista durante la Guerra Fría.

Una mujer iraquí observa las fotos de una exposición sobre los mártires de la prensa en Irak, en Bagdad. Hoy hay que añadir la imagen de Jamail Jalaf, corresponsal de la emisora Radio Free Irak.
Una mujer iraquí observa las fotos de una exposición sobre los mártires de la prensa en Irak, en Bagdad. Hoy hay que añadir la imagen de Jamail Jalaf, corresponsal de la emisora Radio Free Irak.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS