Uno de los 57 diputados de Ecuador sancionados acata la resolución en su contra del Constitucional

El diputado ecuatoriano Pascual Del Cioppo, uno de los 57 legisladores sancionados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) por interferir en el proceso de la consulta popular sobre una Asamblea Constituyente, aceptó el jueves la resolución en su contra emitida el miércoles por el Tribunal Constitucional (TC).

El presidente del TC, Santiago Velázquez, indicó que la queja del diputado fue rechazada porque el legislador que planteó el recurso no lo hizo como parte de un grupo político, el Partido Social Cristiano, sino a título personal, entre otras causas. "Hemos aplicado la Constitución y la ley una vez más", apostilló ayer Velázquez al ratificar el fallo del TC, que se emitió después de que cuatro vocales del TSE, de los siete que forman el organismo electoral, rechazaran el recurso presentado por Del Cioppo.

El legislador Del Cioppo dijo el jueves que acepta la decisión de la Corte Constitucional. "El Tribunal ha resuelto eso, pues a acatarlo y aceptarlo", declaró a la emisora de radio Citynoticias.

El presidente del TSE, Jorge Acosta, también rechazó el jueves otros dos recursos de amparo constitucionales interpuestos por legisladores destituidos, que aún estudia el TC, y ratificó que la sanción está amparada en la ley y la Constitución.

Este embrollo jurídico y político se desató en Ecuador hace un mes, cuando una mayoría de 57 diputados de la oposición decidió "sustituir" al presidente del TSE por haber dado paso a una consulta popular promovida por el Ejecutivo, para el 15 de abril, para instaurar una Asamblea Constituyente con plenos poderes.

La mayoría legislativa sancionó al jefe del TSE porque no consultó a la Cámara sobre un estatuto elaborado por el Gobierno para la elección de los futuros asambleístas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Por su parte, Acosta, junto a otros vocales del TSE, destituyó a 52 diputados, al considerar que la figura de "sustitución" no consta en las leyes locales y porque esa decisión de los legisladores interfería en el proceso de la consulta popular. Asimismo, destituyó a otros cinco legisladores que poco antes habían interpuesto en el TC una demanda de inconstitucionalidad contra la convocatoria de la consulta.

Desde entonces, el Congreso se ha enfrascado en intensas discusiones, después de que los diputados suplentes de los sancionados legalizaran su presencia en la Cámara, pese al enojo de los destituidos y sus partidos.

El Congreso lleva tres semanas sin poder reunirse, a la espera de que el TC resuelva los recursos presentados por los diputados sancionados, que intentan recuperar sus escaños.

El presidente del Congreso, Jorge Cevallos, ha ofrecido "redoblar esfuerzos" para encontrar una solución al conflicto y ha convocado una sesión parlamentaria para el próximo martes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS