Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arranca entre las protestas el controvertido referéndum constitucional en Egipto

La oposición lo considera una estratagema de Mubarak para asegurar el traspaso de poder a su hijo Gmal

Esta mañana a las 8.00 hora local de Egipto ha empezado la jornada de voto para el referéndum sobre las 34 enmiendas constitucionales propuestas por el presidente Hosni Mubarak. Algo más de 35.848.000 ciudadanos mayores de 18 años están llamados a acudir a las urnas para depositar su voto hasta las 19.00 hora local.

La oposición egipcia, tanto laica como islamista, ha pedido boicotear este referéndum pues, en su opinión, estas reformas no son sino un intento de Mubarak de garantizar el traspaso del poder a su propio hijo, Gamal, y de ilegalizar definitivamente a la principal fuerza opositora del país, los Hermanos Musulmanes, que hasta ahora habían gozado de una relativa tolerancia.

El artículo más controvertido, que no cambia en esta nueva redacción, es el 77, que establece que los mandatos presidenciales "son de seis años renovables" sin límites, cuando la oposición quería que se estableciese un límite de dos mandatos. Mubarak lleva en el poder cuatro mandatos consecutivos, desde que accedió al poder en 1981 tras el asesinato de Anuar al Sadat.

Según la agencia oficial MENA, los votos se depositarán en urnas transparentes en 334 comités electorales centrales y 34.392 comités locales, bajo la supervisión de los jueces. Los votantes tendrán que optar por el "sí" o "no" a las 34 enmiendas, citadas en las papeletas.

Los egipcios deben dirigirse primero a las comisarías de sus barrios para enterarse del colegio electoral donde deben dar su voto y donde deben encontrar sus nombres en las listas electorales. Al termino de la jornada electoral las urnas se trasladan a los comités centrales, donde se inicia el recuento de votos