Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El susto de Ban Ki-Moon en Bagdad

Un atentado interrumpe la rueda de prensa sobre seguridad del líder de la ONU en su visita a Irak

Apenas unas horas le han bastado al secretario general de la Naciones Unidas, Ban Ki-moon, para comprobar en primera persona la espiral de violencia que se abate sobre Irak. Durante la rueda de prensa que estaba ofreciendo junto al primer ministro del país árabe, Nuri al Maliki, la tremenda explosión de un proyectil ha sacudido el edificio y ha hecho caer cascotes sobre su cabeza. Ambos mandatarios se han tenido que refugiar detrás del podio desde el que hablaban, pero han resultado ilesos.

El ataque ha hecho temblar el edificio, situado en la Zona Verde, una de las zonas más protegidas del planeta, donde se ubican edificios administrativos del Gobierno iraquí y de Estados Unidos. En el momento de la explosión, Ban estaba hablando precisamente sobre la mejora de las condiciones de seguridad en el país. Su viaje a Irak tenía como objeto tratar con Maliki la posible contribución del organismo que dirige al fin de la violencia y la reconstrucción del país.

La semana pasada, Ban desveló un documento en el que instaba a la comunidad internacional a apoyar un plan de reconstrucción del país para los próximos cinco años. El plan "debería verse como una herramienta para desarrollar el potencial propio de Irak", dijo Ban. "Los desafíos son inmensos y estoy seguro de que todos están de acuerdo en que no podemos dejar a Irak a su suerte para afrontarlos", dijo entonces.

Se trata de la primera visita del máximo responsable de la ONU, después de la que hizo hace un año y medio su antecesor en el cargo, Kofi Annan. El viaje se inscribe en la gira de diez días que el secretario general de la ONU efectúa por Oriente Próximo y que le llevará el sábado a Egipto, donde se entrevistará con el presidente del país, Hosni Mubarak, y con el secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa. Después, se dirigirá a los territorios palestinos, a Israel, a Jordania, a Arabia Saudí y a Líbano.

La visita de Ban se produce justo cuando han aparecido informaciones sobre la apertura de negociaciones entre el gobierno y los grupos de la insurgencia iraquí. "Hay un diálogo entre el Gobierno y algunos de los grupos armados dentro y fuera de Irak desde hace ya tres meses", según reconoció el responsable de Relaciones Exteriores en el Ministerio de Reconciliación Nacional, Saad Yusef al Matlabi. "El diálogo ha sido dirigido principalmente a grupos sin vínculos con Al Qaeda, y tiene como fin convencerlos para volver al proceso político en curso", detalló.