Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Haya no cierra la puerta a investigar a Bush y Blair por Irak

El fiscal del Tribunal Internacional descarta estudiar el caso con los datos actuales

El fiscal general del Tribunal Penal Internacional (TPI), el argentino Luis Moreno Ocampo, no cierra la puerta a la posibilidad de investigar en el futuro los crímenes de guerra que hayan podido cometerse desde la invasión de Irak, según ha declarado al periódico británico The Sunday Telegraph. Sin embargo, el fiscal argentino descarta abrir por el momento una investigación con los datos disponibles.

Preguntado por si veía posible que el primer ministro británico, Tony Blair, y el presidente de EE UU, George W. Bush, se sentaran algún día en el banquillo de la corte de La Haya en relación a supuestos crímenes de guerra en Irak, el fiscal dice en la entrevista que "por supuesto, eso es una posibilidad... Cualquier país que se adhiera al Tribunal sabe que quienquiera que cometa un delito en su territorio puede ser procesado por mí".

No obstante, en el caso de Bush, al igual que en el de otro ciudadano estadounidense, sería muy difícil verle en el banquillo de los acusados, ya que EE UU no reconoce la jurisdicción del Tribunal y no extraditaría a ninguno de sus ciudadanos para ser juzgado. En cambio, Reino Unido sí ha firmado el Estatuto de Roma que dio origen al Tribunal Penal Internacional.

El fiscal explica que días antes de la invasión de Irak, en 2003, el entonces presidente de Irak, Sadam Husein, expresó su intención de adherirse al Estatuto de Roma. Si lo hubiera hecho, las acciones de EE UU en ese país habrían caído dentro de la jurisdicción del Tribunal. No obstante, Moreno subraya que aún es posible lanzar una investigación sobre los supuestos delitos de las potencias occidentales en Irak, si este país se adhiere al Estatuto. Según el periódico, el embajador iraquí ante las Naciones Unidas, Hamid al-Bayati, ha indicado que su país se plantea acogerse al Estatuto de Roma.

El Tribunal Internacional de La Haya puede iniciar una acción jurídica contra alguien si recibe un mandato del Consejo de Seguridad de la ONU -como hace ahora en el caso de Darfur- o si recibe una denuncia por parte de un país signatario del Estatuto de Roma. También puede ocuparse de casos que se hayan producido en el territorio de uno de los signatarios o delitos que hayan sido cometidos por uno de ellos.

En la entrevista al dominical londinense, Moreno expresa su frustración por el hecho de que algunos países musulmanes ven el Tribunal como favorable a los intereses occidentales, hasta el punto de que el ex primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, ha anunciado planes para constituir un tribunal alternativo. Moreno destaca que los países árabes pueden hacer oír su voz si se adscriben al Tribunal.

Aunque no es signatario, el Gobierno de Sudán, que está siendo investigado por su papel en la matanza de civiles en la región de Darfur, ha pedido a la corte que investigue las acciones de la coalición anglo-estadounidense en Irak, indica el rotativo británico.