Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 49 personas mueren al estrellarse un avión en Indonesia

El aparato ha entrado demasiado deprisa en la pista, se ha salido de ella y se ha incendiado

Al menos 49 personas han muerto y varias decenas han resultado heridas al estrellarse e incendiarse un avión cuando aterrizaba esta noche en el aeropuerto de Yogyakarta, en Indonesia. Al parecer, el aparato, un Boeing 737, iba demasiado deprisa al tomar tierra y se ha salido de la pista unos 300 metros, incendiándose después, con 133 pasajeros a bordo. No obstante, la compañía reduce a 22 la cifra de fallecidos.

“El avión iba demasiado deprisa o demasiado acelerado, lo que le ha hecho salirse de la pista unos 300 metros”, ha declarado Benyamin Dandel, responsable de la base aérea de Yogyakarta. “Hay varias piezas del aparato sobre la pista, como las ruedas o las alas”. Por razones que aún se desconocen, el avión ha acometido violentamente la pista, ha dejado varias piezas sobre la misma antes de salirse de ella e incendiarse.

El avión era un Boeing 737 de la compañía indonesia Garuda transportaba a 133 pasajeros y 7 tripulantes desde la capital, Yakarta a Yogyakarta, un trayecto de unos 450 kilómetros. Muchos de ellos han quedado atrapados en la cabina en llamas, mientras que otros han sido rescatados, unos con vida y otros ya fallecidos.

El primer ministro de Australia John Howard ha anunciado que entre los pasajeros se encontraban también 10 australianos, aunque no ha especificado si todos han sobrevivido. La embajada española ha confirmado por su parte que no había españoles entre los pasajeros.

A salvo gracias a las puertas de emergencias

Varios supervivientes han relatado que muchos pasajeros salieron por las puertas de emergencias antes de que el avión se incendiara completamente. También han contado que el avión sufrió fuertes sacudidas y se zarandeó antes de tocar tierra.

Docenas de personas han resultado heridas en el accidente y han tenido que ser atendidas en un primer momento en el mismo aeropuerto por los equipos de rescate, pero poco a poco están siendo trasladadas a los hospitales cercanos. Cerca de medio centenar de pasajeros han sido atendidos en el hospital Harjo Lukito, y otros doce en el de Bethesda, la mayoría de los cuales presentan contusiones y quemaduras.

Según varias fuentes, el aeropuerto de Yogyakarta siempre ha tenido fama de ser un destino complicado, por su pista de aterrizaje ondulada y llena de baches, y empeorada aún más por los terremotos. Además, la compañía Garuda, de titularidad estatal, tiene mala fama: obtuvo su mala reputación durante el régimen de Suharto, por su mal servicio y la corrupción que la agujereaba; acumula una deuda de más de 800 millones de dólares.