Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una bomba estalla en el sureste de Irán sin causar víctimas

La policía se enfrenta a un grupo armado tras el atentado, el segundo en tres días en Zahedan

Una bomba ha hecho explosión este viernes en una zona residencial de la ciudad de Zahedan, en el este de Irán, sin que se haya informado por el momento de víctimas o heridos, según la televisión iraní Al Alam. Una fuente consultada por esa cadena ha explicado que la explosión tuvo lugar en una calle del centro de Zahedán, y que "las fuerzas de seguridad se enfrentaron con un grupo de terroristas", mientras insistía en que "no hubo víctimas".

Zahedán, capital de la provincia de Sistán-Beluchistán, fue escenario el pasado miércoles de un atentado con coche bomba que tuvo como objetivo un autobús de militares iraníes y causó la muerte de once personas y heridas a más de treinta. Ese primer atentado lo reivindicó el grupo radical suní Yundolá (Ejército de Alá), que se opone al régimen integrista chií que gobierna en Irán. La policía iraní informó el jueves de la detención de 48 personas en relación con ese ataque, y este viernes una televisión local ha mostrado imágenes de uno de los supuestos autores, en las que reconocía ser miembro de Yundolá.

Las autoridades han anunciado, además, haber desmantelado una célula de dicho grupo en el este del país, y han acusado a los detenidos de estar relacionados con los servicios de inteligencia de EE UU y Reino Unido.

Fuentes oficiales han asegurado que los explosivos utilizados en el atentado del miércoles y los que fueron confiscados a los detenidos "eran de fabricación estadounidense".