Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía británica halla en Ipswich los cadáveres de otras dos mujeres

Tres prostitutas han muerto y otras dos han desaparecido en los últimos 10 días

La policía de Ipswich, una pequeña ciudad del sureste de Inglaterra, ha localizado hoy los cuerpos sin vida de dos mujeres en un lugar próximo a donde aparecieron tres prostitutas muertas en los últimos diez días. A falta de confirmación, los agentes sospechan que los cadáveres encontrados hoy pertenecen a otras dos prostitutas en paradero desconocido desde hace casi una semana.

"Puedo confirmar que esta tarde han aparecido otros dos cuerpos”, ha dicho el jefe de la policía del condado de Suffolk, Stewart Gull. Este responsable ha explicado que corresponderán probablemente a los de las dos mujeres desaparecidas: Paula Clennell, de 24 años, cuyo rastro se perdió el sábado, y Annette Nicholls, de 29, que desapareció hace una semana. "La suposición natural es pensar que se trata de esas dos mujeres. Pero esa suposición debe ser confirmada”, ha añadido Gull.

Los cadáveres, que como en los casos anteriores estaban completamente desnudos, fueron encontrados en un área boscosa próxima a la localidad de Levington, cerca de Ipswich y también muy cerca de donde fue localizado el domingo el cuerpo de Anneli Alderton, una de las cinco prostitutas asesinadas hasta el momento. Un vecino avisó a la policía después de que se topara con el cadáver desnudo de una de las mujeres en las proximidades de una carretera a unos tres kilómetros de la comisaría de Policía del condado de Suffolk. 40 minutos después, un helicóptero enviado a ese lugar localizó un segundo cuerpo a pocos metros del primero. La zona ha sido acordonada y los expertos trabajan en busca de pistas.

¿Asesino en serie?

La rápida sucesión de los crímenes y la manera en que éstos se han llevado a cabo hacen pensar a a las autoridades locales que se enfrentan a un asesino en serie que comete sus crímenes en solitario. Por ello, la policía ha hecho un llamamiento a las prostitutas de la ciudad para que dejen de hacer la calle en los próximos días por su propia seguridad. Pero su ayuda es vital para dar con el asesino según reconoce la propia policía, que ha expresado su seguridad de que las mujeres que ejercen la prostitución pueden tener la información clave para indentificar al autor de las muertes.

Paradójicamente, ninguna de las víctimas tiene signos de haber sufrido una agresión sexual, por lo que no se descarta la posibilidad de que las mujeres hayan sido envenenadas. Alastair McWhirter, oficial de la policía del condado, ha intentado tranquilizar a una población que vive atemorizada unos hechos que nunca antes habían sacudido una comunidad tan tranquila como Ipswich. Así, ha recordado que en la investigación abierta tras los asesinatos participan más de cien agentes, un dispositivo sin precedentes par dar caza al asesino o asesinos, porque aún no se sabe con seguridad a cuántas personas se enfrentan los investigadores.