Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 800 víctimas por el tifón Durián en Filipinas

377 personas han muerto y otras 398 se encuentran desaparecidas, según datos de la Cruz Roja

El tifón Durian, que provocó el pasado jueves un gigantesco deslizamiento de barro y cenizas volcánicas en la provincia filipina de Albay, ha dejado más de 800 víctimas, entre muertos y desaparecidos, según los últimos datos de la Cruz Roja del país.

"Las cifras que tenemos hoy son de 377 muertos y 398 desaparecidos", ha explicado Paul Pagaran, coordinador de Cruz Roja. La inmensa mayoría de las víctimas se registraron en la provincia de Albay, a unos 350 kilómetros al sureste de Manila, donde una riada de barro mezclado con cenizas del cercano volcán Mayón sepultó al menos diez pueblos.

Los equipos de rescate todavía no han conseguido llegar a algunas aldeas que han desaparecido literalmente, tragadas por la avalancha provocada por los fuertes vientos que trajo el Durian (llamado en Filipinas Reming).

Según la Oficina de Coordinación de Desastres, el tifón además ha causado más de 400 heridos y daños valorados en casi 700.000 dólares (525.000 euros) a la agricultura y a las infraestructuras. El tifón, que tocó tierra en Filipinas el jueves, ya se ha alejado del país, tras pasar por todo el sur de Luzón, la isla principal del archipiélago filipino. Según la oficina meteorológica, a las 04.00 hora local (22.00, hora peninsular española), el ojo de Durian se encontraba a 680 kilómetros al suroeste de Manila Metropolitana y que ya no representa ninguna amenaza al país.