Al Qaeda dice que la visita del Papa a Turquía forma parte de "una cruzada contra el islam"

El Vaticano responde a los extremistas apelando al diálogo entre religiones para evitar "la violencia en el nombre de Dios"

Segunda jornada de la visita del Papa a Turquía.
Segunda jornada de la visita del Papa a Turquía.AP

El Consejo Consultivo de los Muyahidin, organización de grupos radicales iraquíes encabezada por Al Qaeda en este país, ha asegurado hoy en un comunicado que la visita del Papa a Turquía es parte de una campaña cruzada contra el islam. "La visita del Papa a Turquía en realidad es una movilización de la campaña cruzada contra el mundo islámico después del fracaso de los dirigentes cruzados, Bush, Blair, Berlusconi, Howard y otros y un intento de apagar la llama del islam de nuestros hermanos musulmanes en Turquía", proclama el comunicado. La nota ha sido publicada en una página de Internet utilizada por esta organización radical que declaró recientemente el estado islámico de Irak en varias provincias centrales occidentales del país árabe.

La reacción de El Vaticano no se ha hecho esperar. El portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, ha dicho que se trata de "un mensaje que demuestra la importancia del compromiso común de todas las fuerzas contrarias al uso de la violencia". El portavoz vaticano ha agregado que este tipo de mensaje "propicia que sea aún más significativo el mensaje interreligioso, el diálogo entre las diferentes creencias, para afirmar de la manera más explícita que ninguna religión debe usar la violencia en el nombre de Dios".

Asistencia reducida por motivos de seguridad

Tan solo 250 personas han podido asistir a la misa que el Papa ha oficiado al aire libre en la Casa de la Virgen María, en la localidad turca de Esmirna, debido a las restricciones impuestas por las autoridades turcas por motivos de seguridad. El miedo a un posible atentado ha convertido en un acto casi íntimo el oficio de Benedicto XVI, al que protegen 16.000 soldados y policía durante este viaje. El pontífice ha recordado en su misa a “la pequeña minoría” cristiana en Turquía, que afronta “cada día no pocos retos y dificultades”. Benedicto XVI ha hecho un llamamiento a la unidad entre los cristianos y a “la plena comunión y concordia” entre las diferentes confesiones.

Hoy, las autoridades y la prensa turca han calificado como “un buen comienzo” la jornada de ayer del Papa en Turquía, la primera de una visita de cuatro días. Por su parte, Benedicto XVI ha valorado como “muy importantes y positivos” sus encuentros de ayer con el presidente y el primer mininistro, Ahmet Necdet Sezer y Recep Tayiip Erdogan, respectivamente. Esta tarde el Papa viaja a Estabul, la capital económica del país, una ciudad de 15 millones de habitantes que hoy se ha colapsado por las restricciones de tráfico impuestas por motivos de seguridad.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS