Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nepal y los rebeldes maoístas sellan la paz en Katmandú tras 10 años de enfrentamientos

El líder de la guerrilla maoísta de Nepal, Prachanda, y el primer ministro, Girija Prasad Koirala, han firmado hoy un acuerdo de paz que pone fin a 10 años de guerra en el país. El acuerdo prevé la incorporación de representantes de la guerrilla al Parlamento y al Gobierno, para un periodo de transición de seis meses hasta la celebración de elecciones.

"Con este acuerdo, el alto el fuego declarado anteriormente este año por el Gobierno como los maoístas será permanente", reza el texto que sella el acuerdo de paz duradera. El primer ministro Girija Prasad Koirala y el líder maoísta Prachanda han sido las manos encargadas de ratificar el acuerdo sobre el papel, que ha sido leído al completo antes por el ministro de Interior, Krishna Prasad Sitaula.

"(El acuerdo) pone fin a más de una década de guerra civil en el país", ha confirmado Prachanda tras ratificar dicho acuerdo, que llega después de meses de negociaciones centradas en cómo desmantelar las milicias insurgentes e integrarlas en el Ejecutivo nepalí, al que auparon al poder con su apoyo en manifestaciones generalizadas en abril de 2006 contra el régimen dictatorial del monarca Gyanendra.

Al acto, celebrado en el Centro de Convenciones Internacional Birendra, han asistido los líderes políticos, embajadores extranjeros así como otros altos cargos y miembros de la comunidad internacional. Bajo el acuerdo, los rebeldes ingresarán en el Parlamento interino para el próximo 26 de noviembre, mientras que los maoístas se incorporarán al Ejecutivo transicional para el próximo 1 de diciembre.

El pasado abril, ambas partes suscribieron un alto el fuego después de semanas de protestas en masa que obligaron al rey Gyanendra restaurar los poderes del Parlamento, que usurpó 14 meses antes cuando tomó el poder absoluto.