Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aviones israelíes sobrevuelan el cielo de Beirut y violan el mandato de la ONU

La invasión del espacio aéreo constituye una violación de la resolución 1.701 aprobada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas

Un trabajador durante la reconstrucción de un barrio de Beirut
Un trabajador durante la reconstrucción de un barrio de Beirut AP

Aviones de guerra israelíes han sobrevolado hoy de forma reiterada el espacio aéreo de Líbano, lo que viola la resolución 1.701 del Consejo de Seguridad de la ONU, que puso fin al conflicto entre Israel y Líbano el pasado 11 de agosto.

Los aparatos del Ejército israelí han realizado vuelos a baja altura en distintas partes de la capital libanesa y en especial en los barrios del sur, bombardeados por Israel entre el 12 de julio y el 14 de agosto, durante la guerra no declarada contra la milicia de Hezbolá. En total, los aviones de combate israelíes han entrado al menos seis veces en cielo libanés, efectuando vuelos de gran velocidad. Los aparatos no abrieron fuego ni dejaron caer bombas, pero sus vuelos alertaron a la población.

Según fuentes policiales, los aviones sobrevolaron también el valle oriental de la Bekaa, el norte y el sur del país, donde se encuentran desplegadas la Fuerza Interina de la ONU en Líbano. Tanto los barrios del sur de la capital, conocidos como Dahia, el sur del país y el valle de la Bekaa están considerados núcleos de resistencia del grupo chií Hezbolá.

Se desconoce el motivo que ha llevado a Israel a realizar estas incursiones, que se han prolongado durante más de media hora, y que han supuesto la mayor demostración israelí de fuerza desde que la resolución de la ONU pusiera fin al conflicto.

Además, estos vuelos se producen horas después de que el enviado de la ONU a la región, Terje Roed-Larse informase al Consejo de Seguridad de que el Gobierno libanés estaba al tanto del contrabando de armas de Siria hacia Hizbulá.

La ONU ha pedido en repetidas ocasiones a Israel que deje de sobrevolar Líbano, pero Israel insiste y asegura que continuará con estos vuelos para evitar que Hezbolá se rearme. De momento no ha habido ninguna declaración oficial de la FINUL, ni del gobierno libanés sobre el incidente.

También han pedido el cese de estas acciones el responsable de la Unión Europea para la Política Exterior y Seguridad, Javier Solana, y el ministro de Defensa español, José Antonio Alonso, durante el encuentro que han mantenido en Madrid. Solana ha expresado la necesidad de que la resolución sea cumplida por "todos, también por Israel".

De hecho, Israel ha vulnerado "de manera clara" el mandato de Naciones Unidas. Alonso se ha expresado con palabras similares, al explicar que merece la pena seguir apostando por el esfuerzo diplomático, y ha dejado claro que la resolución de Naciones Unidas "obliga a todo el mundo".

La resolución 1.701 fue aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU el pasado 11 de agosto y su fin era claro, resolver el conflicto entre Israel y Líbano. La resolución fue aprobada de forma unánime y recoge varios puntos a tratar, entre ellos: un cese completo de las hostilidades, que Israel retire todas sus fuerzas de Líbano, que Hezbolá se desarme, control total de Líbano por el gobierno de Líbano.