Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Putin dice que envidia al presidente israelí según publica un diario ruso

"¡Vaya machote! ¡Violar a una decena de mujeres!", asegura el periódico que dijo cuando creía tener el micrófono cerrado

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha afirmado que envidia a su homólogo israelí, Moshé Katzav, acusado de violaciones, abusos y acoso sexual, según revela el diario Kommersant, que reproduce en su edición de hoy unas supuestas frases pronunciadas por el dirigente del Kremlin cuando creía que los micrófonos ya habían sido cerrados. Ningún otro medio recoge estas declaraciones.

"Transmitan mis saludos a su presidente. ¡Vaya machote! ¡Violar a una decena de mujeres! No lo esperaba de él. Nos ha sorprendido a todos. Todos le tenemos envidia", dijo ayer el jefe del Kremlin durante una reunión con el primer ministro de Israel, Ehud Olmert. Según el corresponsal de Kommersant acreditado ante el Kremlin, Putin pronunció estas frases tras el primer intercambio de saludos entre ambas delegaciones, cuando la prensa ya abandonaba la sala y creía que los micrófonos ya habían sido desconectados.

"Se supone que Putin quería de esta forma expresar su respaldo al señor Olmert, que se ha visto en una situación complicada a causa del presidente Moshé Katzav", comentó el corresponsal al admitir que "no daba crédito a lo que acababa de oír". De 61 años y presidente desde el año 2000, Katzav es sospechoso de dos delitos de violación de funcionarias, tres o cuatro de agresión sexual, acoso, prevaricación, obstrucción a la justicia, escuchas telefónicas a sus funcionarios, malversación de fondos públicos y violación de la confianza. Katzav ha insistido en continuar desempeñando su labor al frente de la Presidencia, aunque ha asegurado que presentará su dimisión si es llevado a los tribunales.

En busca de presidente

En todo caso, Israel ha comenzado a buscar a su próximo presidente. La ruleta de candidatos ha empezado a rodar desde que el domingo la Policía recomendó a la fiscalía el procesamiento de Katzav y entre los candidatos se barajan los nombres de políticos y personalidades de la vida pública, entre otros. El más conocido es el del actual viceprimer ministro Simón Peres, quien cuenta con el apoyo de Olmert. El primer ministro ha declarado que "Peres es un candidato apropiado", aunque no descarta tampoco que el próximo presidente israelí provenga de los círculos intelectuales.

De 83 años, Peres es la personalidad israelí más conocida en el mundo y Olmert considera que su reputación internacional puede ser un gran apoyo para el país. No obstante, se desconoce el grado de apoyo que tendría de parte de la derecha nacionalista, donde el veterano político no cuenta con seguidores sino más bien con muchos antagonistas. Allegados de Peres sostienen que "sólo presentará su candidatura si se le garantiza la elección", a fin de evitar una sonada e humillante derrota como la sufrida en 2000 frente a Katzav.

El presidente israelí es elegido por el Parlamento cada siete años, aunque las encuestas realizadas entre la ciudadanía dan a Peres, del partido Kadima, el apoyo mayoritario de la población, más del 65%. Muy a lo lejos le siguen el candidato del Likud, Reuven Rivlin, ex presidente del Parlamento hasta mayo pasado. También ha expresado voluntad de presentar su candidatura la diputada laborista Collette Avital.