Israel completa la retirada de sus soldados del sur de Líbano

La responsabilidad de la zona es ahora de los soldados libaneses y de la ONU

Tras dos meses y medio de ocupación, los últimos soldados israelíes han salido hoy del sur de Líbano. El Ejército israelí ha anunciado esta mañana que ha completado la retirada de sus tropas del país vecino, dejando la zona bajo el control de los soldados de la ONU y los libaneses. Sólo un puñado de soldados permanecen en una aldea por motivos de seguridad.

Los últimos soldados han cruzado la frontera por el puesto de Zarit, muy cerca de donde milicianos de Hezbolá secuestraron a dos soldados israelíes el pasado 12 de julio, incidente que desató el conflicto, más de un mes de guerra entre Israel y la guerrilla chií libanesa. La ONU ha confirmado la retirada, con la excepción de "la zona en torno a la localidad de Ghajar". Más de 10.000 militares israelíes cruzaron la frontera para participar en la guerra, que finalizó el 14 de agosto con una tregua auspiciada por la ONU.

"La responsabilidad de Líbano está ahora en manos del Gobierno libanés y, por supuesto, de las Naciones Unidas, así que cualquier acto de Hezbolá es responsabilidad de Líbano", ha dicho el portavoz del ejército israelí, el comandante Zvika Golan. No obstante, un puñado de soldados permanecerán en la aldea de Ghajar hasta que se concluyan todos los acuerdos de seguridad. "Si actúan para restablecer su infraestructura, actuaremos para impedirlo", ha declarado el jefe de Estado Mayor israelí, el general Dan Halutz a la radio pública.

Ahora, la seguridad en la zona -desde la frontera de Israel hasta el río Litani, a unos 20 kilómetros al norte - ha quedado en manos de los 15.000 soldados libaneses enviados por el Gobierno de Beirut y los soldados de la misión de la ONU en el país (FINUL), que deberán alcanzar los 15.000 efectivos en unos meses. Tendrán que vigilar en especial a la guerrilla libanesa, que no ha procedido al desarme, pese lo que establece la resolución 1701 de la ONU que puso fin a la guerra. No obstante, Israel se ha reservado el derecho a sobrevolar la zona y patrullar la costa libanesa para impedir la entrada de armas para Hezbolá.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS