Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa dice que lamenta mucho haber ofendido "la sensibilidad de los musulmanes"

Arrecian las críticas del mundo musulmán contra Benedicto XVI por un discurso en el que aseguró que la 'yihad' es contraria a Dios

El Papa se ha disculpado por sus críticas sobre el islam a través del secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, que ha asegurado hoy que Benedicto XVI "lamenta profundamente que algunos pasajes de su discurso hayan podido ofender la sensibilidad de los musulmanes". El martes, el Pontífice dijo en Alemania que la guerra santa del islam es contraria a la naturaleza de Dios, desatando la cólera del mundo musulmán, que desde entonces se ha prodigado en críticas y condenas. Cinco iglesias han sido atacadas en Palestina y otra en Irak, mientras que Marruecos ha llamado a consultas a su embajador en el Vaticano. Esta crispación ha llevado a reforzar la seguridad en torno al Papa, que descansa en Castel Gandolfo.

"El Papa siente mucho que algunas partes de su discurso pudieran sonar ofensivas para la sensibilidad de los creyentes musulmanes y las hayan podido interpretar de una manera que no corresponde en absoluto a sus intenciones", asegura Bertone en un comunicado, en el que indica que la posición del Papa "a favor del diálogo interreligioso" es "inequívoca". Bertone ha recordado que la postura del Papa sobre el islam es "la inequívocamente expresada en el documento conciliar Nostra Aetate", sobre las relaciones de la Iglesia con las religiones no cristianas. En este texto, de 1965, se asegura que la Iglesia Católica "estima a los musulmanes, que adoran a un único Dios".

Hoy mismo, antes de hacerse pública la disculpa del Pontífice, Irán, Malasia y Kuala Lumpur se han unido a las críticas vertidas los días precedentes por Egipto, Pakistán, Marruecos, Turquía, Irak o las comunidades islámicas de Alemania y Reino Unido. El portavoz del ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamed Ali Hosseini, ha dicho esta mañana que las palabras que el Papa pronunció el martes en una universidad alemana tienen su origen en "su opinión política" y son "contrarias a su estatus como líder de una de las confesiones divinas del mundo".

El enfado de los musulmanes

En Malaisia, el primer ministro, Abdulá Ahmad Badawi, ha considerado también que el obispo de Roma debía retirar lo dicho sobre la guerra santa musulmana. En los territorios palestinos, hasta cinco iglesias han sido atacadas. El incidente más grave se ha producido en Gaza, donde hombres armados han abierto fuego en un templo sin causar víctimas. El resto han sido ataques con bombas incendiarias, que no han causado daños más allá de marcas de humo en paredes y ventanas. Anoche, unos 2.000 palestinos protestaron en Gaza contra Benedicto XVI, al que acusaron "de lanzar una nueva cruzada contra los musulmanes".

Horas antes, había sido el primer ministro palestino, Ismail Haniye, quien expresó una dura crítica contra el Papa. En su opinión, el pontífice "ha ofendido a todos los musulmanes". En Irak, el Gobierno ha llamado a los musulmanes a mantener la calma tras el ataque anoche a una iglesia en Basora, que sufre daños menores en la puerta. El presidente yemení, Ali Abdulá Saleh, ha advertido de que su país revisará sus relaciones con el Vaticano si el Papa no ofrece disculpas por haber "perjudicado el islam". Más allá ha ido el rey de Marruecos, Mohamed VI, que ha enviado un mensaje escrito al Papa en el que le expresa su "protesta", al tiempo que el Gobierno ha llamdo a consultas a su embajador en el Vaticano, Ali Achour.

Por su parte, el imán de la mezquita cairota de El Azahar, principal autoridad suní, publicó ayer una nota en la que decía: "Las declaraciones del Papa encolerizan a los 1.300 millones de musulmanes. El discurso del Pontífice atribuye cosas a esta religión que no contribuyen al refuerzo del diálogo entre religiones y civilizaciones en el mundo". Pero no fue el único que protestó en Egipto. El Parlamento pidió a Benedicto XVI que se disculpara por sus "frases hostiles hacia el islam". El ministro de Exteriores, Ahmed Abul Gheit, dijo que "estas declaraciones lo único que hacen es reforzar las llamadas a una guerra de civilizaciones". En Occidente, los editoriales de numerosos diarios como New York Times critican hoy la falta de diplomacia del Pontífice y, ayer, el teólogo disidente Hans Küng expresó su "comprensión" por las protestas. La tormenta religiosa ha arrojado una sombra sobre el viaje de Ratzinger a Turquía en noviembre próximo.

Dos iglesias atacadas en Cisjordania

Dos iglesias fueron atacadas esta mañana en la localidad cisjordana de Nablús con bombas incendiarias. Un grupo que se autodenominó como los 'Leones del Monoteísmo' reivindicó los ataques y aseguró que lo hizo en protesta por los comentarios del Papa Benedicto XVI sobre el Islam. Las bombas dejaron marcas negras en las paredes y en las ventanas de las iglesias, una católica y otra anglicana, ambas en la misma localidad.

Las Entidades Islámicas españolas lamentan el mensaje "de confrontación" del Papa

El presidente de la Federación de Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI), Félix Herrero, ha lamentado este sábado el "extremismo" del discurso del Papa Benedicto XVI de "confrontación y choque" con el islam. "Este hombre ha dicho lo que piensa; ha sido una muestra de sinceridad de su pensamiento hacia lo que es la convivencia", ha indicado Herrero recordando que, antes de ser Papa, Benedicto XVI presidió la Congregación para la Doctrina de la Fe, "heredera de la inquisición", según ha dicho Herrero.

El presidente de la FEERI considera que Ratzinger ha llevado a cabo, hasta el momento, una política de apoyo a los sectores más reaccionarios de la iglesia católica, "en vez de respaldar a los cristianos de base". Herrero ha asegurado que respeta el derecho a expresarse del Papa y que no pedirán una rectificación.

Más información