Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aumenta a 319 la cifra de muertos por el tifón Saomai

Es el octavo tifón que llega a la costa china esta temporada y el más potente que ha sufrido el país en 50 años

La recuperación de otros 24 cadáveres en el pueblo pesquero de Shacheng, el más afectado por el Saomai, elevó a 319 el total de fallecidos por el tifón más potente que ha sufrido China en medio siglo. Según ha informado hoy la agencia estatal Xinhua, los muertos en el municipio de Fuding, en la provincia de Fujian (suroeste) y al que pertenece Shacheng, ascienden a 202, mientras que otras 94 personas continúan desaparecidas.

Se trata en su mayoría de pescadores que, tras pasar la primera tormenta arrastrada por el tifón el pasado fin de semana, decidieron salir de nuevo al mar. "Tras la primera ronda del 'ataque' del tifón hubo un intervalo de unos 20 minutos. El tiempo era muy bueno y el mar estaba en calma. Muchos pescadores creyeron que había terminado y salieron a inspeccionar sus pérdidas", ha explicado un marinero al diario de Hong Kong South China Morning Post.

Añadió que, en ese momento, no había nadie del gobierno local ni de las autoridades marítimas para dar instrucciones y advertirles de que el tifón no había terminado todavía. Los equipos de rescate continúan buscando a los desaparecidos aunque las posibilidades de encontrar supervivientes o incluso algunos de los cadáveres son cada vez más escasas.

Críticas a las autoridades

Muchos vecinos continúan acusando a las autoridades de ocultar la cifra real de muertos, de no preparar adecuadamente la llegada del tifón y de retrasar las labores de rescate, según ha publicado el South China Morning Post.

Añade el rotativo que el alcalde de Fuding sufrió las iras de los vecinos en sus propias carnes cuando visitó ayer la zona afectada por el tifón, de donde tuvo que escapar tras ser apedreado su coche. "Sólo emitieron la advertencia del tifón a través de la televisión. Pero muchos pescadores vivían a bordo (de los barcos) y no tenían televisión", ha afirmado una mujer que perdió en el tifón a uno de sus hermanos. De todas estas críticas, sin embargo, no se ha hecho eco la prensa oficial china.

El Saomai, octavo tifón que llega a la costa china esta temporada, ha dejado al menos 230 muertos en Fujian, 87 en la provincia oriental de Zhejiang (con 52 desaparecidos), y dos en la vecina de Jiangxi.

Pese a que los expertos compararon su fuerza con el Katrina, que devastó la costa estadounidense el año pasado, su impacto fue menor del previsto, aunque ha vuelto a poner en entredicho la transparencia de algunos gobiernos locales en la información sobre emergencias.