Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Guerra en Oriente Próximo

El Gobierno israelí aprueba la resolución de alto el fuego pero continúa con los bombadeos

Israel y la milicia chií de Hezbolá se comprometen a respetar el cese de hostilidades

Naciones Unidas / Jerusalén / Saida

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, ha anunciado esta madrugada la aceptación, por parte de los primeros ministros de Líbano e Israel, de la entrada en vigor del alto el fuego mañana lunes a las 05.00 horas GMT (las 7.00, hora peninsular española). Annan se ha declarado feliz por el anuncio pese a que hubiera deseado un final inmediato de las agresiones. Hezbolá ha aceptado la fecha y se ha comprometido a cumplir el alto el fuego aunque ha avisado de que responderá ante eventuales ataques por parte de Israel. El Gobierno israelí ha aprobado también la resolución de la ONU, durante su reunión semanal de esta mañana, pero continúa con los bombardeos en el sur de Líbano.

"Preferiblemente, la lucha debería acabar ahora para respetar el espíritu y la intención de la decisión del Consejo de la ONU, cuyo objetivo es el de salvar vidas civiles, acabar con el sufrimiento y el dolor que los civiles de ambas partes están padeciendo", dijo Annan esta madrugada, tras anunciar la fecha de entrada en vigor del alto el fuego.

El secretario general de la ONU, además de instar a ambos bandos a detener la lucha inmediatamente, les ha asegurado que la fuerza de Naciones Unidas sobre el terreno trabajará con ellos para lograr el cumplimiento de la resolución del Consejo de Seguridad.

El compromiso de Hezbolá

El secretario general del movimiento chií Hezbolá, Hassán Nasralá, se comprometió ayer a que los milicianos de su movimiento cumplan el alto el fuego "en cuanto se fije una fecha", algo que se ha producido esta madrugada con el anuncio de Annan. El Gobierno libanés, por su parte, también ha respaldado por unanimidad la resolución. Tras más de cinco horas de reunión en Beirut, el Ejecutivo libanés -en el que participan dos ministros de Hezbolá- acordó dar su visto bueno al cese de las hostilidades.

Despliegue de 15.000 efetivos

Los 15 países miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobaron el sábado de madrugada una resolución (la número 1701) para el cese inmediato de las hostilidades entre Israel y la guerrilla chií de Hezbolá en Líbano. El texto de la resolución, elaborado por EE UU y Francia, pide la retirada paulatina de Israel del sur de Líbano y el repliegue de Hezbolá.

La resolución 1.701 tardó cuatro semanas en negociarse. Dice que la fuerza militar internacional, que deberá a yudar a establecer las condiciones de una paz duradera, no sera multinacional y de combate, sino que tendrá como base la actual Fuerza Interina de la ONU en Líbano (FINUL), que pasará en breve de 2.000 soldados a 15.000.

La UE puede aportar 4.000 efectivos a la fuerza de la ONU

El alto representante de Política Exterior y Seguridad de la UE, Javier Solana, ha anunciado hoy que los Veinticinco están preparados para contribuir con 4.000 soldados al despliegue de una fuerza de la ONU en el sur del Líbano. Solana ha hecho este anuncio esta tarde en Jerusalén, en una rueda de prensa conjunta con la ministra israelí de Asuntos Exteriores,Tzipi Livni, con quien se ha reunido poco antes.

El alto representante comunitario ha insistido, sin embargo, en que la fuerza multinacional que se desplegará en el sur de Líbano para apoyar al Ejército libanés a hacerse con el control de la zona, "no es una misión europea, sino de la ONU", por lo que también estará integrada por otros países como, por ejemplo, Indonesia.

Más información