Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Guerra en Oriente Próximo

Los cinco fuertes del Consejo de Seguridad de la ONU acuerdan una resolución para votar hoy

Olmert pedirá a su Gobierno que acepte la resolución de la ONU. - El texto pide un cese inmedaito de las hostilidades y una retirada gradual del ejército de Israel de Líbano

Beirut / Naciones Unidas / Jerusalén

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU han llegado a un acuerdo para presentar una resolución ante el Consejo que se votará en las próximas horas y que busca poner fin a la guerra entre Israel y la milicia chií libanesa Hezbolá. La votación se llevará a cabo independientemente de la respuesta de Israel y Líbano, según fuentes diplomáticas francesas.

El acuerdo ha sido anunciado por la ministra británica de Exteriores, Margaret Beckett. El texto que se someterá a votación de los 15 miembros del Consejo pide "un cese inmediato de las hostilidades" entre Israel y la milicia libanes de Hezbolá, así como una retirada "gradual" de las tropas hebreas de Líbano al tiempo que "el Ejército libanés y una fuerza de Naciones Unidas" se despliegan en el sur del país. Esa fuerza internacional estaría formada por unos 15.000 soldados y encabezada por Francia. El acuerdo incluiría la exigencia de que Hezbolá abandone el sur de Líbano y se sitúe no antes del río Litani, a unos 20 kilómetros de la frontera con Israel.

La Secretaria de Estado de EE UU, Condolezza Rice, que ha llegado esta tarde a la sede de la ONU en Nueva York "para cerrar cualquier diferencia y realizar una votación", ha telefoneado a los primeros ministros de Líbano e Israel para pedirles apoyo al texto, según la agencia Reuters.

Aceptación de Olmert

El primer ministro israelí pedirá a su Gabinete este domingo que acepte la resolución de la ONU para el cese de hostilidades en Líbano, aunque seguirá llevando a cabo su ofensiva militar contra Hezbolá hasta que eso se produzca. Fuentes políticas han asegurado que Olmert, el ministro israelí de Defensa, Amir Peretz, y la ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, dieron su visto bueno a la resolución presentada este viernes, después de algunos cambios de última hora.

El proyecto de resolución, según los embajadores de Francia y EE UU citados por la agencia AFP, será adoptado por unanimidad por el Consejo de Seguridad hacia las 23.30 de este viernes. En él se pide un cese de las hostilidades y el despliegue de las fuerzas libanesas en el sur de Líbano, paralelamente a la retirada de las tropas israelíes. El texto revisado también delinea un plan político con elementos para buscar un alto el fuego permanente y una solución del conflicto a largo plazo.

Concretamente, el texto insta al "cese completo de las hostilidades" y, en particular a que la milicia chií libanesa de Hezbolá detenga todos sus ataques y que Israel ponga fin a todas sus "operaciones militares ofensivas".

Retirada de tropas israelíes

Una vez se haya alcanzado el cese de hostilidades, se pide al Gobierno de Líbano y a la Fuerza Provisional de la ONU en el sur del país (FPNUL) que desplieguen conjuntamente sus fuerzas, al tiempo que se exige al Gobierno de Israel a que paralelamente retire todas sus tropas. Esto permitirá, según la resolución, que el Gobierno del Líbano amplíe su control a todo el territorio libanés, como se establece en la resolución 1559, de mayo de 2004, y en los acuerdos de Taif, que pusieron fin a la guerra civil libanesa (1975-1990).

En el texto se hace un llamamiento a las partes enfrentadas para que respeten la llamada Línea Azul, marcada por la ONU cuando Israel se retiró del sur de Líbano, en mayo de 2000.

Asimismo, se reitera la necesidad de preservar la integridad territorial, la soberanía y la independencia política de Líbano con sus fronteras reconocidas internacionalmente, como contempla el acuerdo de armisticio israelí-libanés de 1949.

Condena del Consejo de Derechos Humanos

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha aprobado hoy, por 27 votos contra 11, la resolución propuesta por los países islámicos de "condena enérgica" de "las graves violaciones de los Derechos Humanos e infracciones del Derecho Internacional Humanitario cometidas por Israel en Líbano" y ha pedido una investigación sobre los abusos.

La resolución fue propuesta por la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) y fue el motivo de que se convocara la reunión del Consejo de hoy. Los países europeos, Canadá y Japón han votado en contra, principalmente por considerar que el texto no era equilibrado porque no hacía referencia a las acciones de Hezbolá.

Más información