Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel entra en Líbano en busca de los dos soldados secuestrados por Hezbolá

Al menos ocho soldados israelíes mueren en la frontera.- El primer ministro israelí acusa al Gobierno libanés de estar detrás de la acción, que califica ante la ONU de "acto de guerra"

La delicada situación en Oriente Próximo se ha complicado hoy aún más. Miembros del movimiento chií libanés Hezbolá y del Ejército israelí han mantenido esta mañana intensos choques en la zona fronteriza entre Líbano e Israel. En los enfrentamientos, al menos ocho soldados israelíes han muerto y dos han sido secuestrados, según ha confirmado el Ministerio de Defensa israelí. Una unidad terrestre del Ejército de Israel ha irrumpido en Líbano en busca de los dos militares capturados. El primer ministro israelí, Ehud Olmert, ha acusado al Gobierno libanés de estar detrás de los secuestros y ha calificado la acción de "acto de guerra".

El ministro de Defensa israelí, Amir Peretz, ha autorizado esta tarde al Ejército a llevar a cabo una campaña de ataques aéreos en Líbano con objetivos tanto de Hezbolá como de infraetructuras civiles, según ha informado el Canal 10 de Israel. Soldados israelíes también han abatido a tiros a un miliciano de Hezbolá cuando éste trató de infiltrarse en una base militar en el norte de Israel. El Ejército ha explicado que abrió fuego contra el individuo cuando se acercó a una valla de la base.

Por su parte, el secretario general del grupo chií libanés, Hasan Nasralá, ha asegurado que los dos soldados israelíes capturados por su movimiento "están en lugar seguro y lejos", pero no ha precisado si están vivos o muertos ni ha dado más detalles. "A las 9.05 horas de esta mañana (una menos en España), Hezbolá capturó a dos soldados cerca de la frontera con la Palestina ocupada, y los cautivos han sido trasladados a una zona segura", declara Hezbolá (Partido de Dios) en un comunicado enviado por fax a la agencia AP, en el que precisa que el objetivo del secuestro es obtener la libertad de presos encarcelados en Israel.

El secuestro se ha producido durante los fuertes enfrentamientos mantenidos esta mañana entre soldados israelíes y combatientes de Hezbolá en la frontera entre Líbano e Israel. Los choques se iniciaron después del disparo de proyectiles Katiusha desde el sur libanés contra el norte del Estado hebreo, donde, según fuentes militares israelíes, varios soldados han resultado muertos. Portavoces de Hezbolá han asegurado que los combatientes de este grupo han atacado posiciones israelíes en la región de Cheba, pero insisten en que no fueron ellos quienes atacaron con katiushas el norte israelí.

Poco después de confirmarse el secuestro, fuerzas de tierra israelíes han entrado en territorio de Líbano para buscar a los dos soldados secuestrados, según la radio del Ejército israelí, que ha empezado a disparar contra puentes en el sur de Líbano, ha informado la radio pública hebrea. Un responsable de Hezbolá ha declarado a esa emisora que el secuestro de los dos soldados no supone una escalada de la violencia en la región.

El primer ministro de Israel, Ehud Olmert, ha acusado al Gobierno libanés de estar detrás del secuestro, que ha calificado de "acto de guerra", y ha manifestado que Hezbolá pagará un "alto precio" por sus actos. "Vivimos días difíciles para el Estado de Israel y sus ciudadanos", ha afirmado el primer ministro. "Hay personas que intentan poner a prueba nuestra determinación", ha añadido, para concluir que "no lo conseguirán y pagarán un precio muy alto por sus actos". Dada la gravedad de los hechos, Olmert ha convocado al gabinete de emergencia y ha llamado a los reservistas. Se desconoce si tal movilización responde a que Israel estudia iniciar una operación de gran envergadura en el sur de Líbano para dar con el paradero de los soldados. El jefe de las Fuerzas Armadas de Israel, general de Aviación Dan Halutz, ha señalado que si los soldados no son liberados, "haremos que Líbano regrese a unos 20 años atrás".

24 muertos en Gaza

Un nuevo ataque aéreo israelí en la franja de Gaza a última hora de la tarde ha causado cinco muertos palestinos, lo que eleva la cifra de fallecidos durante la jornada de hoy a 24, según fuentes médicas y testigos presenciales. Las fuentes han dicho que un avión no tripulado del Ejército israelí ha disparado al menos un misil contra un grupo de palestinos que se encontraba al este de la ciudad de Di El-Balah, en la zona central de la franja de Gaza. Según las mismas fuentes, la mayor parte de las víctimas mortales han sido civiles, que han sido traslados por ambulancias al hospital Shiffa de la ciudad de Gaza.

A lo largo de la jornada han muerto un total de 24 palestinos, entre ellos más de una decena de civiles en distintos ataques de fuego de artillería y de aviones de la Fuerza Aérea israelí en diferentes puntos de la franja de Gaza.

Más información