Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex presidente mexicano Luis Echeverría, en arresto domiciliario acusado de genocidio

La decisión judicial, histórica, se produjo la víspera de las presidenciales de mañana

El ex presidente mexicano Luis Echeverría (1970-1976) ha quedado esta noche en arresto domiciliario por orden de un juez, acusado de ser responsable de la desaparición forzada del activista político universitario Héctor Jaramillo, así como de los delitos de genocidio y homicidio. "Mientras dure el proceso, don Luis tendrá que estar en su casa", dijo el abogado del ex mandatario, Juan Velázquez. Es la primera vez que la justicia mexicana ordena el arresto de un ex presidente del país.

El abogado defensor añadió que la próxima semana un juez deberá definir la situación jurídica de Echevarría, si se declara el inicio formal del juicio por genocidio o se le concede la libertad. Confió en que logrará la libertad de su cliente porque el delito de genocidio, en caso de que hubiera ocurrido, ya prescribió, según dice. Los cargos por genocidio contra el ex mandatario, de 84 años, fueron presentados por la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMSPP).

Echeverría ha sido señalado como responsable de la sangrienta represión del movimiento estudiantil de 1968, que se conoce como la Matanza de Tlatelolco, así como de las acciones criminales del grupo paramilitar de los Halcones, que en junio de 1971 asesinó a decenas de estudiantes.

La decisión causó sorpresa y sobre ella el priísta Federico Berrueto, crítico de la candidatura presidencial de Roberto Madrazo por el Partido Revolucionario Institucional, dijo: "La verdad, es totalmente desconcertante, no hay claridad de a quién beneficia, perjudicado es el PRI, pero no veo que le favorezca al Gobierno [del conservador Partido Acción Nacional]".