Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un soldado italiano tras la explosión de una bomba en Irak

Cuatro miembros del ejército italiano han resultado heridos en el ataque, uno de ellos de gravedad

Un soldado italiano ha muerto y otros cuatro han resultado heridos -uno de ellos de gravedad- esta tarde, después de que explotara un artefacto en el lugar por donde pasaba su vehículo, según ha confirmado el ejército italiano. Los soldados de la brigada Brigada Sassari se encontraban a unos 100 kilómetros de su base militar, situada en Nassiriya, al sur del país.

Según las primeras informaciones aportadas por los medios de comunicación italianos, uno de los heridos se encuentra en estado de extrema gravedad.

Poco después de conocerse la noticia, el Estado Mayor de la Defensa ha confirmado que una bomba ha explotado al paso del vehículo militar que encabezaba una patrulla de la Brigada Sassari y que podría estar escoltando un convoy logístico británico.

Las primeras labores de ayuda las realizó el personal médico de la ambulancia que viajaba en el convoy. El anunci del ataque lo ha hecho el almirante Di Paolo durante la celebración del 192 aniversario de la fundación del Arma de Carabineros (policía militarizada), en Roma, con lo que se ha suspendido el acto, tras guardar un minuto de silencio.

Tras conocer la noticia, el primer ministro italiano, Romano Prodi, ha expresado el dolor por este atentado: "sólo puedo expresar mi profundo dolor. Estamos esperando noticias más precisas, aunque ésta es ya una noticia gravísima".

Un nuevo ataque a las tropas italianas

El último ataque con muertos contra el contingente italiano desplegado en Nasiriya se produjo el pasado 27 de abril, cuando perdieron la vida cuatro militares italianos y un rumano. El ministro italiano de Asuntos Exteriores, Massimo D'Alema, había anunciado previamente que está preparando una visita de trabajo a Bagdad, aunque la fecha "no ha sido por el momento definida", ha informado su departamento en un comunicado.

El primer ministro italiano, Romano Prodi, anunció el pasado 18 de mayo que propondría al Parlamento la retirada de los 2.600 militares destacados en Nasiriya, en "los plazos técnicos necesarios" y a través de consultas con todas las partes interesadas para garantizar las condiciones de seguridad.

El anterior Ejecutivo de Silvio Berlusconi, aprobó ya en enero un calendario para la retirada de las tropas, que se completará a finales de este año. Prodi se reunió el día dos de este mes con el primer ministro británico, Tony Blair, con quien acordó un próxima reunión de los responsables de Defensa para coordinar la retirada de las tropas italianas de Irak.