"Todos los que estaban en casa fueron asesinados por los estadounidenses menos mi hermano y yo"

Dos niñas supervivientes corroboran la matanza de civiles perpetrada en Irak por 'marines' de EE UU

Dos niñas que sobrevivieron al ataque cometido por marines estadounidenses en la localidad iraquí de Haditha el pasado 19 de noviembre han corroborado que se trató de una matanza en la que los soldados asesinaron a 24 civiles de forma indiscriminada. La niña Safa Younis, de 12 años, que se salvó al hacerse la muerta, ha revelado que un grupo de soldados norteamericanos entró en su casa y disparó contra su padre, que estaba desarmado y después asesinó a otros siete miembros de su familia, según ha relatado a la asociación de derechos humanos iraquí Hammurabi.

Más información

"Cuando fuimos a la cocina vimos a mi padre que ya estaba muerto; entonces nos sentamos y empezaron a disparar contra nosotros", ha dicho Younis en la entrevista, que ha sido emitida hoy por la CNN. Lo mismo sucedió en la casa de Iman Hassan, según ha afirmado esta niña iraquí de 10 años en otra entrevista con el diario The Times de Londres publicada hoy.

Hassan ha asegurado que los soldados norteamericanos mataron a sus abuelos, sus padres, a dos tíos y a un primo de 4 años. "Todos los que estaban en la casa fueron asesinados por los norteamericanos, excepto mi hermano Abdul Rahman y yo", ha afirmado o la menor, que se acurrucó en un rincón del salón mientras los militares presuntamente abrían fuego contra el resto de su familia. "La metralla me causó heridas en la pierna. Durante dos horas, no nos atrevimos a movernos. Mi familia no murió inmediatamente, les oímos agonizar", ha confesado.

Denuncias fundadas

Fuentes anónimas han filtrado a la prensa de EEUU en los últimos días que una investigación del Pentágono sobre los hechos del pasado 19 de noviembre concluirá que las denuncias son fundadas. Se trata de un intento de preparar a la opinión pública para un escándalo que, según los expertos, podría ser más grave que el provocado por las torturas practicadas en la prisión de Abu Ghraib, donde no hubo ningún asesinato.

El Departamento de Defensa ha informado a algunos legisladores de EEUU esta semana de las conclusiones iniciales de su investigación sobre la presunta masacre. "Aparentemente es verdad. A Irak se ha desplazado el comandante en jefe de los "marines", el general Michael Hagee, para recalcar a las tropas la importancia de respetar a la población civil. Mientras, un grupo de marines espera en la base de Camp Pendleton (California) posibles acciones disciplinarias o cargos penales contra ellos.

Inicialmente, el Pentágono informó de que el incidente ocurrido en Haditha, una localidad conflictiva de mayoría suní a 200 kilómetros al noroeste de Bagdad, había sido causado por un ataque con bomba contra una patrulla -en el que murió el hispano Miguel Terrazas, de 20 años-, seguido de un tiroteo con insurgentes. Sin embargo, esa explicación parece haber sido un intento por parte de los soldados de ocultar su crimen.

Imagen tomada de un vídeo filmado por un estudiante iraquí de periodismo tras la matanza de 24 civiles en Haditha.
Imagen tomada de un vídeo filmado por un estudiante iraquí de periodismo tras la matanza de 24 civiles en Haditha.REUTERS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50