Chirac decide sustituir el contrato juvenil por medidas de inserción laboral para jóvenes

El Sindicato de Estudiantes Universitarios pide que se mantengan los bloqueos hasta que la reforma no se vote en el Parlamento

El presidente francés, Jacques Chirac, ha decidido finalmente remplazar el polémico CPE, el contrato que precariza el empleo juvenil, por otras medidas legislativas que ayuden a "la inserción laboral de los jóvenes en dificultades". Chirac ha tomado la decisión tras reunirse en el Elíseo con su primer ministro, Dominique de Villepin, y miembros de su Gabinete y de su partido. Villepin, máximo valedor del CPE, que ha provocado una enorme revuelta popular en Francia, ha justificado la decisión en que no se daban las "condiciones de confianza y de serenidad necesarias" para su aplicación.

Más información
Más de diez semanas de movilizaciones
Villepin descarta la dimisión y promete librar "hasta el fin" la batalla del empleo
El Gobierno francés busca una tregua sobre el empleo juvenil
La Asamblea Nacional francesa aprueba la proposición de ley que sustituirá al polémico CPE

Villepin, que ha perdido la batalla contra los sindicatos de estudiantes y trabajadores, ha explicado que "las condiciones necesarias de confianza y de serenidad no se han conseguido, ni por parte de los jóvenes ni de las empresas, para la aplicación del contrato de primer empleo". El primer ministro, que la semana pasada descartó dimitir asegurando que lideraría la batalla para reducir el desempleo juvenil, para lo cual diseñó el CPE, ha lamentado no haber sido "comprendido por todos", pero no se da por vencido y ha asegurado que con el CPE pretendía "actuar rápido" contra "la situación dramática de desesperanza de muchos jóbenes" en paro.

La medida supone la muerte definitiva de una norma que ya el pasado día 1 de abril quedó casi defenestrada cuando Chirac la promulgó pero con la petición de que no fuera aplicada. El CPE, que Villepin diseñó para reducir el elevado desempleo juvenil, permitía que los menores de 26 años fueran despedidos sin justificación durante los dos primeros años de contrato. Esta posibilidad desató una revuelta popular en Francia que ha durado más de dos meses, que ha incluido varias jornadas de huelga, el bloqueo de las universidades y Liceos (Institutos) y manifestaciones masivas que han acabado en ocasiones en graves disturbios y que han puesto contra las cuerdas a Villepin. Los sindicatos de estudiantes y de trabajadores, que darán una respuesta tras reunirse hoy, exigían la retirada total e inequívoca del CPE antes del 17 de abril.

Por ello, Chirac pretendía con esta reunión una retirada encubierta del CPE salvando en lo posible la cara de su primer ministro. Finalmente, ha optado por sustituir el CPE por "un dispositivo a favor de la inserción profesional de jóvenes en dificultades", según ha anunciado el Palacio del Elíseo. "Bajo propuesta del primer ministro y después de haber oído a los presidentes de los grupos parlamentarios y responsables de la mayoría, el presidente de la República ha decidido remplazar el artículo 8 de la Ley de Igualdad de Oportunidades [el punto relativo al CPE] por un dispositivo a favor de la inserción profesional de los jóvenes en dificultades", dice la presidencia en un escueto comunicado. Sin embargo, no se han detallado cuáles puedan ser esos dispositivos.

Las clases siguen bloqueadas

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los doce sindicatos de trabajadores y estudiantes que han liderado durante más de dos meses la campaña por la retirada del CPE mantienen a estas horas una reunión en la que saldrá su postura después de lo que han proclamado como una "victoria". La proposición de ley para reemplazar el contrato para jóvenes por un nuevo mecanismo de empleo subvencionado para jóvenes ha sido introducida por el grupo del partido conservador gobernante, UMP, en la cámara de los diputados, que la examinará en breve, quizás mañana mismo. Aunque el controvertido contrato está acabado, estudiantes anti-CPE han votado la continuación de los bloqueos en facultades de universidades como las de Nantes (oeste), Marsella (sureste) y Toulouse (suroeste).

La coordinación nacional de estudiantes de universidad e instituto, estructura informal paralela a la intersindical, aún escéptica, ha mantenido su llamamiento a una nueva jornada de manifestaciones para mañana en todo el país, incluido en París. Esta coordinadora también llamó a una huelga unitaria el próximo día 18 y reclamó la supresión del "hermano mayor" del CPE, el Contrato de Nueva Contratación (CNE) instaurado el pasado agosto por Villepin.

Villepin,, rodeado de ministros y miembros de la UMP, a la salida de la reunión en el Elíseo.
Villepin,, rodeado de ministros y miembros de la UMP, a la salida de la reunión en el Elíseo.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS