Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

México y Chile firmarán en enero un acuerdo de asociación estratégica

El tratado, enfocado en políticas de Estado, es único en Latinoamérica

México y Chile anunciaron el viernes en la ciudad mexicana de Veracruz que firmarán un Acuerdo de Asociación Estratégica (AAE), para acercar a ambos países en materia política, cultural y de cooperación técnica. El presidente mexicano, Vicente Fox, y el chileno, Ricardo Lagos, señalaron que suscribirán el texto en enero la visita que realizará el gobernante de México a la capital chilena, aunque acordaron que los legisladores de ambas naciones podrán aportar al texto del AAE sus iniciativas antes de que se oficialice.

Lagos indicó que el acuerdo es "único en su género en América Latina" y detalló que es fuerte en temas como "política, innovación, conectividad [capacidad de conexión tecnológica], competitividad, crecimiento, inversión conjunta, sociedad del conocimiento, educación, cooperación científica y tecnológica".

El acuerdo deja espacios no sólo para el Gobierno sino para la sociedad civil "a través de asociaciones empresariales, sindicales, universitarias, de académicos y profesionales, más un renglón especial para las comisiones políticas tanto de miembros del ejecutivo, como de parlamentarios y los dos presidentes", destacó Lagos, quien lleva dos días de visita en Veracruz. El AAE, cuya firma coincidirá con una exposición de arte precolombino mexicano en el Palacio de la Moneda, sede del Gobierno chileno, "no es de gobiernos sino que refleja políticas de Estado", puntualizó el mandatario de Chile. Lagos se reunió ayer una reunión con empresarios y legisladores mexicanos y mantuvo tres encuentros con Fox, con quien visitó después la ciudad de Tlacotalpan, considerada patrimonio de la humanidad.

El presidente mexicano precisó que el centro de atención del AAE es el ciudadano, y que constituye un puente "entre todos los actores de ambas naciones". Fox detalló que el acuerdo, cuyo texto se inicia con una declaración de principios y valores compartidos entre los dos países, plantea por ejemplo que Chile y México compartirán "el observatorio laboral para que puedan desde cualquiera de las dos naciones ver cómo funciona el mundo del trabajo, los salarios y las oportunidades".

El AAE también fortalece el diálogo entre pequeñas y medianas empresas de ambas naciones para que puedan establecer relaciones estratégicas, y establece una comunicación entre académicos e investigadores que "prácticamente de manera diaria podrán comunicarse con su contraparte", manifestó Fox.

Asimismo, refuerza la relación cultural y educativa, así como la cooperación en investigación científica y tecnológica, y contiene capítulos sobre seguridad y protección de los recursos naturales.

Esta experiencia, en suma, "es única en Latinoamérica y marcará el camino a seguir para conectar a los dos países y sumar a los otros de la región, porque su impacto va más allá que la sola relación bilateral", puntualizó Fox.

El AAE, que se suma al Acuerdo de Complementación Económica de 1992 y a la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio entre Chile y México en 1999, instaura comisiones políticas que se reunirán anualmente a nivel presidencial y semestralmente a nivel de ministros, para coordinar una posición común en temas multilaterales.