Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATÁSTROFE EN EE UU | Sobre el terreno

"No sé si es un problema del gobernador o del presidente, pero que alguien solucione esto"

El alcade de la ciudad devastada por el ciclón Katrina critica con dureza a las autorides por su tibia respuesta ante un "desastre nacional"

La anarquía que se ha instalado en Nueva Orleans durante las últimas horas, con enfrentamientos en las calles entre soldados y saqueadores y donde hay escasez de comida y agua, ha hecho perder la paciencia a su alcalde, Ray Nogin quien ha criticado con extremada dureza la ausencia de una respuesta contundente por parte de las autoridades federales. "Necesito refuerzos, necesito tropas, necesito 500 autobuses; esto es un desastre nacional".

El regidor no ha escondido su frustración en una entrevista concedida a una cadena de radio y que ha transcrito la web de la CNN: "No sé si esto es un problema del gobernador [de Luisana] o del presidente...pero alguien tiene que coger un avión, sentarse, mejor los dos, y encontrar una solución a esto", ha dicho Nagin. "Que muevan el culo y que hagan algo", ha clamado.

"No hay carne en esta ciudad"

"Tenemos noticias que me están rompiendo el corazón", ha dicho. "Gente que nos dice cosas así: 'estoy en mi ático, no puedo aguantar más, el agua me llega al cuello'. Esto ocurre mientras estamos hablando", ha dicho con inquietud Nagin. "He estado ahí fuera. He volado en helicópteros y he visto entre la multitud a gente llorando porque no saben dónde están sus familiares. He hecho todo eso, y he escuchado que [la ayuda] está en camino, que está llegando. Y mi pregunta hoy es: ¿dondé está la carne?. No hay carne en esta ciudad".

Nagin, que ayer lanzó un "SOS desesperado" ante una situación que consideró "insostenible", ha denunciado que el paso del tiempo sin una respuesta a las promesas de las autoridades federales: "¿Quieres decirme que en un lugar donde probablemente tienes miles de personas que han muerto y otras miles que están muriendo cada día no puedes encontrar un camino para autorizar los recursos que necesitamos?". "!Venga hombre¡".

Resultados "no aceptables"

Desde Washington y ahoras antes de visitar la zona devastada, el presidente George W. Bush ha reconocido que los resultados de las labores de rescate de los damnificados por el Katrina "no son no son aceptables", al tiempo que ha querido rebajar la tensión: "Aseguro a la ciudadanía que hay mucha ayuda en camino". Además, ha autorizado el envío de otros 600 soldados de policía militar para devolver la seguridad a Nueva Orleans.