Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE IRAK

El presidente iraquí afirma que la Constitución está "lista" y se llevará a referendo en octubre

Los suníes siguen oponiéndose al carácter federalista del texto

El presidente iraquí, el kurdo Yalal Talabani, ha asegurado hoy que la Constitución está lista y será sometida a referéndum en octubre, como estaba previsto. Sin embargo, el texto no ha sido votado hoy en el Parlamento, y no hay fecha para este trámite. Los suníes siguen oponiéndose al borrador de chiíes y kurdos.

El Parlamento iraquí se ha reunido hoy para estudiar el proyecto de Constitución, que esta misma mañana ha sido firmado por los representantes de chiíes y kurdos. Sin embargo, a pesar de las dos semanas de prórrogas, las diferencias entre los tres principales grupos del país sobre el modelo de Estado se mantienen. La Cámara iraquí se ha limitado hoy a dar lectura a los artículos del borrador, que serán sometidos mañana a debate; no se ha puesto fecha sin embargo a la votación y previsible aprobación (chiíes y kurdos tienen mayoría para ello), el paso previo para que el texto sea sometido a referéndum.

En una alocución ante la Cámara, el presidente de la Comisión Constitucional, Humam Hamudi, ha elogiado la redacción del documento y ha asegurado que "respeta los principios de la democracia y el multipartidismo". Hamudi ha expresado su deseo de que el texto cuente con el apoyo incluso de "aquellos que aún tienen reservas sobre el borrador".

Oposición suní al federalismo

Sin embargo, Saleh al Mutlaq, uno de los 17 miembros suníes de la comisión, ha dejado claro que su grupo "no ha firmado el borrador porque su actual redacción sigue siendo inaceptable". La comunidad suní de Irak hizo ayer un último esfuerzo por ver reflejados sus intereses en el borrador del texto constitucional; sus intereses se concentran en el rechazo frontal al modelo federal sobre el que coinciden chiíes y kurdos. Los suníes temen que el federalismo ponga en peligro la unidad de Irak y se traduzca en el control por parte de chiíes y kurdos de los pozos de petróleo del norte y del sur del país.

No obstante, en un último esfuerzo negociador, los líderes suníes aceptaron ayer el establecimiento de una región autónoma para el Kurdistán, pero reiteraron su rechazo al federalismo chií. El último borrador presentado por chiíes y kurdos incluye sólo ligeras modificaciones sobre la cuestión federal, convertida hasta ahora en un escollo insalvable en el proceso negociador. El borrador constitucional pospone la cuestión federal a una decisión del nuevo Parlamento que deberá ser elegido en los comicios del próximo 15 de diciembre. Pero muchos suníes consideran esa concesión insuficiente, y una simple maniobra de los chiíes que, al constituir el 60% de la población, lograrían fácilmente una nueva mayoría parlamentaria.

El borrador, definitivo según Talabani

El presidente iraquí, el kurdo Yalal Talabani, ha asegurado hoy en cualquier caso que el borrador sometido a la Cámara es el definitivo, puesto que la Constitución "está lista", y ha avanzado que el referéndum sobre el texto se celebrará el 15 de octubre, como estaba previsto en el calendario propuesto por Estados Unidos. En caso de ser aprobado por los ciudadanos, en diciembre se celebrarían elecciones legislativas.

Talabani ha expresado su esperanza de que la nueva Constitución "sea aceptaa por todos los iraquíes y que sea para todos". "Ningún libro es perfecto y todos pueden ser reformados excepto el santo Corán", ha añadido, pero ha dejado claro su optimismo sobre el texto constitucional. Mientras, en Estados Unidos, el presidente de ese país, George W. Bush, ha saludado el nacimiento de este texto, que considera una "inspiración" para los sueños democráticos iraquíes. Aun así, ha reconocido que hay ciertos "desacuerdos", admitiendo que los suníes están "en su derecho" a presentar sus objeciones al texto.