La lucha de Putin contra el hombre más rico de Rusia

El autoritario presidente lleva años cercando judicialmente al magnate de Yukos, que amasó su fortuna de manera dudosa durante la transición de Rusia a una economía de mercado. Ahora, el presente escribe un capítulo más de esta historia: Jodorkovski, que ha estado enarbolando la bandera de la democracia para intentar zafarse de la justicia de Putin, ha sido condenado a nueve años en prisión. El magnate ya ha anunciado que apelará al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Principios de julio de 2003: Putin contra Jodorkovski

La fiscalía rusa comienza a investigar a Yukos, la empresa que el magnate Mijaíl Jodorkovski compró casi a precio de saldo durante la transición y convirtió en la extractora del 20% del petróleo de Rusia. El día 11 de julio, realiza un registro de más de cinco horas en sus oficinas, mientras Arkadi Volski, el jefe de la principal patronal, expresa a Putin su "profunda preocupación" por la "estabilidad" y el "clima inversor" en Rusia a raíz de la revisión de los resultados de la privatización de las empresas estatales del régimen comunista. Jodorkovski aprovecha para pedir apoyos en EE UU, donde tiene el 20% de los accionistas de su empresa.

Finales de julio de 2003: El 'caso Yukos', una revolución cívica

El poderoso magnate del petróleo todavía se sentía fuerte en el verano de 2003. Estaba decidido a no dejarse intimidar por el acoso de la Fiscalía del Estado y animaba a sus conciudadanos a defender la democracia ante las arbitrariedades que, según él, se cometían al amparo de las instituciones encargadas de velar por la legalidad y la seguridad en Rusia.

25 de octubre de 2003: Jodorkovski, encarcelado

El magnate es arrestado en su propio avión, en medio de un tumulto de pistolas, amenazas y posibles irregularidades, mientras hace escala en la ciudad siberiana de Novosibirsk en dirección a Irkutsk. Tras interrogarlo, la Fiscalía le inculpa de siete delitos, entre ellos evasión fiscal, fraude a gran escala, apropiación indebida y despilfarro. La oposición denuncia una campaña del Kremlin contra Jodorkovski, que financia a los partidos contrarios al presidente.

30 de octubre de 2003: La fiscalía rusa embarga las acciones de Jodorkovski

La Fiscalía General del Estado embarga el paquete de acciones mayoritario de su director, Mijaíl Jodorkovski, cuando sólo lleva cinco días detenido. Las acciones de Jodorkovski suponían el 61% de la compañía. La primera reacción de la empresa petrolera es intentar que Jodorkovski y otros accionistas sigan manteniendo su derecho a voto y a recibir los dividendos correspondientes.

3 de noviembre de 2003: Jodorkovski dimite

Mijail Jodorkovski renuncia a su puesto al frente de la petrolera que había conseguido a precio de saldo durante el mandato de Boris Yeltsin, cuando el polémico mandatario tenía muy complicada su reelección, en 1996. Entonces, con las encuestas por los suelos, un grupo de empresarios, posteriormente bautizados como oligarcas, brindaron su apoyo a Yeltsin y le aseguraron la victoria en los comicios. Posteriormente, claro, le exigieron una recompensa por sus servicios, y se hicieron con las empresas públicas a precio de ganga. Jodorkovski formaba parte de ese grupo de oligarcas. Cuando Putin llegó al poder se las arregló para que éstos se dedicaran a los negocios y dejaran de lado sus ambiciones políticas. Todo el que se ha saltado el acuerdo ha sido perseguido. Jodorkovski fue uno de ellos.

4 de noviembre de 2003: El sustituto es un estadounidense

Simon Kukes, reconocido experto en el sector petrolífero, es elegido director general del gigante Yukos en sustitución de Mijaíl Jodorkovski. Kukes, ruso de origen pero nacionalizado estadounidense, dirigió la petrolera rusa TNK y es uno de los ejecutivos del país que mejor conoce los métodos occidentales de gestión.

28 de julio de 2004: Se dispara el precio del petróleo

El precio del crudo se dispara en EEUU y en Europa después de que Yukos advirta de que va a detener la extracción y venta de petróleo para cumplir la orden gubernamental que "prohíbe cualquier operación" a sus filiales para no afectar a sus activos. Así, el petróleo alcanza los 43,05 dólares en Estados Unidos. Niveles que no se registraban desde octubre de 1990, durante los prolegómenos de la primera guerra del Golfo, que en 1991 acabó paralizando las exportaciones de petróleo desde Irak y Kuwait.

22 de agosto de 2004: Putin estrecha el cerco

Vladímir Putin sigue acorralando a la petrolera Yukos, productora de 1,7 millones de barriles de crudo diarios (el 20% del país), tras ignorar las voces de alarma, procedentes del mismo Gobierno, sobre el impacto que la interrupción de esos suministros tendría sobre el mercado mundial. Los escenarios del acoso son dos juzgados de Moscú, de los que depende, respectivamente, el destino de Yukos y de Mijaíl Jodorkovski. En el tribunal de arbitraje de Moscú, Yukos trata de liberar recursos para pagar parte de los impuestos atrasados y penalizaciones (2.800 millones de euros) que el fisco ruso le atribuye para 2000 y evitar así la quiebra. Los jueces, sin embargo, le rechazan un paquete de acciones en Sibneft, la petrolera controlada por el oligarca Román Abramóvich, que da marcha atrás en su proyectada fusión con Yukos.

19 de diciembre de 2004: Gazprom se apropia de la filial de Yukos

Yugansneftegaz, la principal filial de la petrolera Yukos, es subastada por el Fondo de la Propiedad Federal de Rusia para pagar la multa al fisco ruso. El monopolio del gas ruso, Gazprom, recupera para el Estado el liderazgo en el sector petrolero. Varios analistas independientes denuncian que el Estado ruso ha infravalorado el precio de Yuganskneftegaz con objeto de enmascarar una renacionalización de la petrolera a bajo precio.

4 de septiembre de 2004: El Gobierno eleva su reclamación

La petrolera rusa Yukos sufre otro golpe a manos del Gobierno de Vladimir Putin. El Ministerio de Recaudaciones ruso eleva sus demandas por evasión de impuestos desde los 2.650 millones de euros hasta los 3.390 millones. Con esta nueva cifra, las reclamaciones de Moscú a la petrolera ascienden a 6.190 millones de euros y suponen que su situación es prácticamente insalvable, con parte de la empresa en manos de la empresa pública Gazprom y sin poder exportar crudo por no poder pagar los aranceles, con las cuentas embargadas.

29 de marzo de 2005: La Fiscalía pide diez años de prisión para Jodorkovski

La Fiscalía rusa pide que el ex consejero delegado de la petrolera rusa Yukos, Mijail Jodorkovski, sea condenado a diez años de prisión en un campo de trabajos forzados por su presunta culpabilidad de fraude y evasión fiscal. El juicio a Jodorkovski, de 41 años de edad, en la cárcel desde el 25 de octubre de 2003, comenzó el pasado 16 de 2005.

31 de mayo de 2005: Condenado a nueve años de cárcel

Tras casi quince días de lectura de una larga sentencia, el Tribunal Meschanski de Moscú condena a nueve años de prisión al fundador de la petrolera Yukos, otrora el hombre más rico de Rusia. En este tiempo, la fortuna de Jodorkovski se ha reducido de 15.000 a 2.000 millones de dólares. Los abogados del magnate ya preparan la apelación al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Lo más visto en...

Top 50