Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno saudí cifra en 22 los muertos por el ataque terrorista en Jobar

Fuerzas especiales saudíes han liberado hoy a las decenas de personas que permanecían secuestradas desde ayer

Tropas de asalto saudíes han liberado esta mañana a las decenas de rehenes, muchos de ellos occidentales, que permanecían secuestrados desde ayer por terroristas de Al Qaeda en la ciudad de Jobar, uno de los centros de producción petrolífera del país. El ataque de los activistas contra los intereses petroleros occidentales, que acabó la toma de rehenes, se ha saldado con la muerte de 22 personas, y la detención de uno de los terroristas, mientras que otros tres han logrado huir, según el balance ofrecido por el Gobierno saudí.

Según ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado, los cuatro terroristas acabaron con la vida de 21 personas, entre los ataques a tiros contra varios complejos residenciales de empresas petroleras en la ciudad de Jobar y las ejecuciones posteriores, tras atrincherarse en un edificio con varias decenas de rehenes. Según el comunicado, los fallecidos son un estadounidense, un sueco, un italiano, un británico, un sudafricano, ocho indios, dos ceilandeses, tres filipinos, un niño egipcio de diez años y tres saudíes. Además, el departamento saudí de Interior ha informado de la detención de uno de los atacantes, al parecer el líder del grupo, tras el asalto de las fuerzas de seguridad contra el edificio donde se refugiaban junto a los rehenes. Los otros tres lograron escapar "utilizando a alguno de los rehenes como escudo humano", según el Ministerio saudí.

Tras un día de silencio sobre lo sucedido, el ministerio del Interior ha hecho público a través de la Agencia Saudí de Prensa un largo comunicado en el que se califica a los atacantes de "criminales con antecedentes" y se dice que los terroristas están entre los más buscados por las fuerzas de seguridad del país, aunque no da nombres. Tampoco precisa cuántos de los fallecidos cayeron abatidos a tiros o fueron asesinados a sangre fría por los terroristas mientras estaban cautivos.

Reivindicación

Sin embargo, la red terrorista Al Qaeda, en un mensaje de reivindicación en un sitio de Internet de inclinación islamista, asegura que sólo uno de los cuatro muyahidín (combatientes) que participaron en el ataque ha resultado muerto. "Los otros muyahidín consiguieron retirarse del lugar, pese a las medidas estrictas de seguridad, hacia lugares seguros", añade el texto, firmado por "la red Al Qaeda en la Península Arábiga". Uno de los presuntos terroristas que participaron en la operación está entre los 18 islamistas más buscados por las autoridades saudíes.

En el mensaje, Al Qaeda asegura que los secuestradores decapitaron a un sueco y a un italiano, además de a "diez indios" como asesinos de sus "hermanos musulmanes en Cachemira". El mensaje advierte de también de la determinación de Al Qaeda de "limpiar la Península Arábiga de infieles".

Los ataques coordinados de ayer se produjeron contra los complejos residenciales en los que viven los trabajadores extranjeros de varias firmas petroleras en la ciudad de Jobar. Los activistas, divididos en varios grupos, irrumpieron en tres zonas que albergan las oficinas y viviendas, tiroteando a cuantos salían a su paso