Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ORIENTE PRÓXIMO

El Ejército israelí mata a una niña palestina de tres años en Rafah

La pequeña resultó mortalmente herida en el barrio de Al Brazil

La retirada del Ejército de Israel del campo de refugiados de Rafah, en la franja de Gaza, no es completa. De hecho, esta mañana los soldados israelíes han matado a una niña palestina de tres años y medio, según han informado fuentes médicas.

La pequeña Rawan Abu Zeid ha resultado mortalmente herida por los disparos de los soldados israelíes en el barrio de Al Brazil, de donde el Ejército de Israel comenzó a retirarse ayer después de derribar un gran número de viviendas. De todos modos, las tropas que participan en la llamada Operación Arco Iris siguen hoy en algunos barrios ocupados de Rafah, en la zona fronteriza de la franja de Gaza con Egipto, y esta madrugada han tomado posiciones al este de esa ciudad palestina. El comandante de las Fuerzas Armadas, general Moshé Yaalón, ha declarado a la prensa que el Ejército seguirá en esa zona también después de que "en unos días" finalice esa operación, que Israel lanzó el pasado martes, y en la cual han perdido la vida 42 palestinos entre civiles y militantes de la resistencia armada.

Una semana crucial para los planes de Sharon

En paralelo a la situación en el campo de refugiados de Rafah, el Gobierno de Ariel Sharon afronta esta semana, que comienza mañana a nivel político tras concluir la jornada de descanso sabático, una agenda crucial para sacar adelante su propuesta de evacuar la franja de Gaza y desalojar 21 asentamientos judíos. Con el rechazo del partido derechista Likud a los planes de Sharon como antecedente más inmediato, el primer ministro israelí ha formulado ahora una versión corregida que también prevé una retirada pero por etapas, con la esperanza de convencer a sus ministros y a los diputados de la coalición del Gobierno.

La radio pública ha informado hoy de que, según el nuevo plan, la evacuación demandará nueve meses desde su aprobación por el Poder Ejecutivo, y se llevará a cabo por etapas previamente aprobadas, de modo que si no alcanzaran sus objetivos, podría interrumpirse. Así, en la reunión semanal del Gobierno del próximo día 30, Sharón someterá el plan a votación entre los ministros del Likud y los de los otros partidos de la coalición. Hasta esa fecha, según sus allegados, procurará conseguir una mayoría pero, de no obtenerla, buscará el apoyo de la oposición.

El candidato más firme para proporcionarle ese apoyo es el veterano líder laborista Simón Peres, con quien Sharón mantiene contactos reservados. No obstante, Peres se ha mostrado hoy escéptico respecto del "plan reformado", al considerar que éste busca "permanecer más que a marcharse de Gaza".