Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sonia Gandhi ratifica su negativa a ser primera ministra pese a las presiones de su partido

El ex ministro de Finanzas Manmohen Singh podría encabezar el nuevo Gobierno de la India

La presidenta del Partido del Congreso (CP), Sonia Gandhi, ha ratificado formalmente hoy ante los dirigentes de su formación política su decisión de renunciar a convertirse en la próxima primera ministra de la India. Los medios de comunicación del país dan por supuesto que el ex ministro de Finanzas y alto dirigente del Congreso Manmohen Singh será el próximo primer ministro, pero aún no se ha anunciado oficialmente su designación. Sonia Gandhi, de 57 años, provocó ayer un verdadero terremoto político al anunciar que renunciaba al poder por su origen italiano a pesar de la clara e inesperada victoria de su partido en las elecciones legislativas.

Oscar Fernandes, secretario general del Comité Nacional del Congreso, ha declarado a los periodistas tras una reunión con Sonia Gandhi que la presidenta del partido "ha rechazado la petición de los líderes y militantes del Congreso de todo el país de retirar su decisión de no aceptar el cargo de primera ministra". La ratificación de la renuncia de Gandhi se ha producido en una reunión con los miembros del Comité de Trabajo (la ejecutiva) y el Comité Nacional del Congreso, que le rogaron por enésima vez que aceptase ser la primera ministra.

El Partido del Congreso encabeza una coalición laica, denominada Alianza de Unidad Progresista (UPA), que obtuvo una inesperada victoria en las elecciones legislativas celebradas entre el pasado 20 de abril y el 10 de mayo.

Pese a la ratificación de su renuncia, miles de partidarios del Partido del Congreso siguen concentrados frente a la residencia de Sonia Gandhi, en el centro de Nueva Delhi, bajo una temperatura de 46 grados a la sombra, para exigirle que acepte encabezar el Gobierno. Algunos de los concentrados, enfurecidos, han apedreado la fachada de la sede central del Partido del Congreso y han roto los cristales del centro de prensa del grupo político, situado en el edificio cercano a la residencia de Sonia Gandhi.