Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco 'marines' mueren en una emboscada de rebeldes suníes en Irak

El ataque ha desembocado en una batalla entre centenares de personas cerca de la frontera con Siria

Los combates entre soldados estadounidenses y miembros de la resistencia contra la ocupación de Irak se han extendido en las últimas horas a la frontera con Siria, donde se ha librado un batalla en la que han muerto cinco marines y al menos diez iraquíes, entre ellos el jefe de policía del área, según han informado fuentes hospitalarias al diario estadounidense The New York Times.

El enfrentamiento, que ha tenido lugar en la ciudad de Husaybah, tiene relación al parecer con la ola de violencia que sacude desde hace días la ciudad de Faluya, nido de insurgentes suníes cercado por las tropas estadounidenses. Según cuenta el diario, la batalla comenzó cuando los rebeldes tendieron una emboscada a los marines; los combates se han extendido durante más de 14 horas, y en ellos han estado implicados centenares de personas. De hecho, aún ahora permanecen sellados tres barrios de la ciudad, cercados por las tropas estadounidenses, y en los que aún se combate.

Francotiradores de EE UU

Los cinco soldados estadounidenses murieron en la emboscada, y otros nueve han resultado heridos en los enfrentamientos posteriores. Entre las víctimas iraquíes hay insurgentes y civiles, según han informado fuentes médicas. Un médico ha contado a la cadena de televisión árabe Al Arabiya que algunas de las víctimas murieron al salir de sus casas para ir al baño, situado en casetas fuera de las viviendas, y ser abatidos por francotiradores estadounidenses; entre ellos al parecer se cuenta Imad al Mahlawi, jefe de la policía local.

Fuentes militares estadounidenses han explicado que detrás de este ataque hay cerca de 300 combatientes iraquíes provenientes de Faluya y Ramadi; primero colocaron una bomba en una carretera para sacar a los marines de su base, y luego lanzaron un ataque con morteros. El pasado 6 de abril, 12 marines murieron en Ramadi en una batalla contra insurgentes suníes.