Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 36 muertos y decenas de desaparecidos al derrumbarse un edificio en Rusia

Las autoridades apuntan a una explosión de gas sin descartar la tesis de un atentado

El desplome de un edificio de nueve plantas, a causa de una explosión de gas, ha provocado la muerte de al menos 36 personas en Arjánguelsk, en el noroeste de Rusia, según ha informado el Ministerio ruso de Situaciones de Emergencia. Además, los bomberos se afanan en localizar y rescatar de entre los escombros a otra veintena de personas que han quedado atrapadas.

"Es poco probable, lamentablemente, encontrar supervivientes entre los escombros, pero queda la esperanza de que haya cavidades o huecos donde pueda quedar gente", ha declarado el viceministro de Situaciones de Emergencia, Yuri Vorobev. El viceministro ha informado de que, entre las 36 víctimas mortales hay al menos seis niños.

La explosión se ha producido durante la madrugada (pasada la medianoche en España) y el edificio, compuesto de cinco bloques, ha perdido completamente uno de ellos, de nueve plantas y con 42 apartamentos. Según fuentes del ayuntamiento de la localidad, un total de 63 personas vivían en estos apartamentos, aunque sólo seis de ellas se han puesto en contacto con las autoridades para decir que no se encontraban en sus domicilios en el momento del siniestro.

Investigación

El alcalde de Arjánguelsk, Oleg Nilov, ha dicho a la prensa que la explosión pudo haber sido producida por una fuga de gas, aunque también se investiga la posibilidad de un atentado con explosivos, pues en el inmueble residen numerosos agentes de policía.

El trabajo de los socorristas resulta muy complicado debido al incendio que se ha desatado bajo los escombros. Además de los servicios de socorro locales, dada la magnitud del siniestro, se han movilizado más equipos del resto de Rusia bajo el mando del viceministro ruso de Emergencias, Yuri Vorobiov. Así, un avión de transporte con 76 socorristas, perros entrenados y equipos especiales para detectar cuerpos bajo las ruinas ha partido de Moscú rumbo a Arjánguelsk. Desde San Petersburgo han salido en un helicóptero Mi-8 otros 30 socorristas. Estos 106 efectivos se han sumado ya a las labores de rescate.