Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Annan pide al Consejo de Seguridad que intervenga de forma inmediata en Liberia

El secretario general sugiere el envío del batallón nigeriano que forma parte de la misión en Sierra Leona

El secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, anunció anoche la intención de "comenzar inmediatamente" los preparativos necesarios para una intervención de la ONU en Liberia. En una carta al presidente del Consejo de Seguridad pidió que, ante la dramática situación que vive el país, se empiece enviando el batallón nigeriano que forma parte de la misión en Sierra Leona (UNAMSIL).

Annan señala en la carta que ante la situación de deterioro que sufre Liberia, "es absolutamente esencial acelerar el despliegue de las fuerzas de vanguardia en Monrovia para allanar el cambio para el despliegue de una fuerza multinacional".También destaca que la UNAMSIL tiene la capacidad de sustentar por un período limitado de tiempo este batallón, al igual que el segundo batallón nigeriano, actualmente en Lagos, que será enviado después.

Annan pidió al Consejo de Seguridad que apruebe el traslado y la financiación de estos batallones, alegando que no afectarán la capacidad operativa de la misión en Sierra Leona. "Creo que el Consejo de Seguridad debe conceder a la UNAMSIL el mandato necesario para usar sus recursos para apoyar el despliegue y mantenimiento de las fuerzas de vanguardia de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO)", señaló.

Despliegue en tres etapas

La CEDEAO se comprometió a enviar 1.500 soldados a Liberia a mediados de agosto, para servir como fuerza de "vanguardia" a una fuerza multinacional, que supuestamente deberá ser liderada por EEUU. Annan describió a los miembros del Consejo el proceso de despliegue de tropas en Liberia, que se realizará en tres etapas. La primera con los tres batallones de la CEDEAO, que tendrá funciones estabilizadoras y en la que el presidente liberiano, Charles Taylor, deberá abandonar el país.

En la segunda fase llegará una fuerza multinacional, una vez Taylor haya abandonado el país, para facilitar el establecimiento de un gobierno sucesor y asistir en aspectos humanitarios a la población. En la tercera etapa, la fuerza multinacional será relevada por una misión pacificadora bajo la bandera de la ONU, cuyo componente militar estará conformado por tropas de la CEDEAO y otros país contribuyentes.

"Será esencial que el Consejo de Seguridad autorice un mandato robusto para la misión pacificadora de la ONU, para asegurar su capacidad de disuasión y de operación en la realización del acuerdo de paz, que ha de culminar en unas elecciones", indica Annan en la carta. Otra de las tareas de la misión será asistir al gobierno interino en la desmovilización y el desarme de los grupos armados, así como proporcionar seguridad a las instituciones gubernamentales.