Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mayoría de los eslovacos acuden a las urnas para respaldar el ingreso de su país en la UE

El primer ministro ha avanzado que la votación ha sido positiva y ha contado con la participación suficiente

Los eslovacos han dado su aprobación al ingreso de su país en la Unión Europea, según ha anunciado hoy el primer ministro de ese país, Mikulas Dzurinda. La consulta no es vinculante, y precisaba de una participación mínima del 50% de los 4,2 millones de electores, condición que se ha cumplido, según ha añadido Dzurinda.

Los más de 5.000 colegios electorales repartidos en 79 provincias y ocho regiones han permanecido abiertos durante dos días. Los sondeos pronosticaban que dos tercios de los votantes avalarían el ingreso, pero los resultados oficiales no se conocerán hasta mañana por la mañana, tras la convalidación de la consulta por parte de los responsables de la Comisión Central del Referéndum, la Oficina Estadística Eslovaca y el Ministerio del Interior.

En el caso de que se confirme que los adeptos al "sí" sean mayoría se habrá zanjado definitivamente el aislamiento internacional en que se vio sumido el país durante la década pasada tras la separación de la República Checa. El talante poco democrático del entonces gobernante Movimiento por una Eslovaquia Democrática (HZDS), encabezado por el nacionalista Vladimir Meciar, supuso la ruptura de las negociaciones de acceso a la UE entre Bruselas y Bratislava, que no fueron restablecidas hasta 2000.

Sin embargo ahora la unanimidad entre los partidos más importantes es, desde hace años, casi total en materia de política exterior. Así se puso de manifiesto una vez más en el conflicto de Irak, en el que apenas se produjeron fracturas, a diferencia de la vecina República Checa. Incluso la formación izquierdista HZDS ha declarado que no está dispuesta a convertir el referéndum en objeto de "mercancía electoral", acallando cualquier crítica a la campaña, así como cualquier asomo de euroescepticismo.