Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fracasa el segundo intento para elegir al presidente de la República Checa

Ninguno de los dos candidatos que han llegado a la tercera votación ha conseguido los votos suficientes

La República Checa tendrá que esperar de nuevo para tener un presidente. Los diputados y senadores checos que componen el Parlamento no han podido hoy, por segunda vez, elegir al nuevo presidente debido a que ninguno de los dos candidatos en liza ha alcanzado el mínimo de votos que establece la constitución para designar al sucesor de Vaclav Havel.

Ni el líder conservador Vaclav Klaus ni la senadora liberal Jaroslava Moserova, han logrado los 141 votos necesarios del total de 281 parlamentarios presentes para ser elegidos. En la tercera ronda de votaciones de esta segunda intentona, Klaus conseguido el apoyo de 127 parlamentarios, frente a los 65 que han votado a Moserova.

Boicot socialdemócrata

En la primera ronda, celebrada por la mañana, había quedado fuera de juego el ex primer ministro socialdemócrata Milos Zeman, a quien se consideraba hasta entonces como el candidato con mayor probabilidad de ganar estos comicios. Precisamente la ausencia de Zeman en la tercera votación ha causado el fracaso de la elección, debido al bloqueo ejercido por los socialdemócratas, votando en blanco o tachando a ambos candidatos.

Hace nueve días, fracasó también el primer proceso para nombrar al presidente de la República, que de acuerdo con la legislación checa no recae directamente en el pueblo, sino en ambas cámaras del Parlamento.

La Constitución prohíbe asimismo un tercer mandato para el actual jefe del Estado, Vaclav Havel, quien concluye su segundo periodo de cinco años el próximo 2 de febrero. Si hasta entonces no se ha elegido a su sucesor, las competencias del presidente se reparten entre el primer ministro y el presidente de la cámara alta del Parlamento.