Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los incendios obligan a declarar el estado de emergencia en la región australiana de Camberra

El calor, unido a la peor sequía de los últimos 100 años, propician el peligroso avance del fuego, que alcanza viviendas de las afueras de Sydney

El jefe de ministros de la región australiana de Camberra, Jon Stanhope, ha declarado el estado de emergencia en su jurisdicción ante el peligroso avance de los incendios, que incluso alcanzan ya casas en las afueras de Sydney. Los medios locales informan de que hay más de medio centenar de viviendas en llamas, un colegio calcinado y que podrían haberse producido las primeras víctimas mortales.

Australia atraviesa su verano austral y, a la vez, vive la peor sequía en cien años, factores ambos que han contribuido a hacer más peligrosos y difíciles de controlar los incendios. La temperatura alcanza los 38 grados. La medida "es el reconocimiento a la gravedad de la situación a la que nos enfrentamos", ha asegurado Stanhope.

Las principales preocupaciones de los bomberos son que los vientos continúen durante la noche del sábado y que agraven el problema. Camberra cuenta con una población de unos 300.000 residentes, de los que varios miles han comenzado a ser evacuados de las áreas amenazadas por las llamas. Los bomberos y la policía han recomendado la evacuación y el almacenamiento de agua en las viviendas por si surgieran brotes de llamas. "Ningún área de Camberra está a salvo", ha advertido el jefe de bomberos Cameron Wade.

Tres grandes focos

En el vecino estado de Victoria la situación no es tan alarmante, pero existen al menos 10 incendios fuera de control en la zona del noroeste. La principal preocupación en este territorio es que tres grandes focos de llamas en la región alpina se junten en los próximos días y formen un gran frente de fuego.

En Nueva Gales del Sur, los bomberos tratan de luchar contra los incendios propios y, a la vez, contener a los que suben desde Camberra. "Desde la perspectiva de Nueva Gales del Sur, tratamos de llevar a la zona la mayor cantidad de recursos posibles. El fuego ya ha entrado en el estado en Yarralumia... hay muchas amenazas", ha apuntado el jefe de bomberos Phil Koperberg.