Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un avión israelí sale indemne de un ataque con misiles en Mombasa

La policía de Kenia arresta en las cercanías del aeropuerto a dos sospechosos del ataque.- Netanyahu señala que supone "una escalada muy peligrosa del terrorismo"

Cinco minutos antes del atentado contra el hotel de Mombasa, hacia las 7.25 (6.25 hora española), un avión de pasajeros de la compañía israelí Arkia, que cubría el trayecto entre la ciudad keniana y Tel Aviv, ha sido atacado por dos misiles antiaéreos poco después de despegar del aeropuerto de esta localidad portuaria del Índico.

La voz de alarma la han dado los dos pilotos del avión, un Boeing 757, que han explicado que "dos focos de luz que pasaron a gran velocidad al lado del avión y produjeron dos detonaciones". Los cohetes no han alcanzado al aparato, en el que viajaban 260 pasajeros y 11 tripulantes. Según las primeras investigaciones, varios terroristas, presuntamente de origen árabe, han lanzado los dos misiles desde un jeep Montero. Fuentes de la Policía de Kenia han informado de que dos individuos con fisonomía árabe han sido arrestados en las cercanías del aeropuerto y podrían estar vinculados con el disparo de los cohetes.

Aunque varias esquirlas han impactado en el aparato, no han producido daños ni víctimas. El aparato tenía previsto realizar un aterrizaje de emergencia en Nairobi, la capital del país, pero tras comprobar que todos sus sistemas funcionaban correctamente ha continuado su vuelo hacia Tel Aviv, donde ha aterrizado en el aeropuerto internacional Ben Gurion sobre las 11.45 hora peninsular española. Como medida de precaución, la Aviación Civil de Israel ha suspendido todos los vuelos internacionales del aeropuerto de Ben Gurion hasta nueva orden.

El atentado "más grave"

Para el ministro israelí de Exteriores, Benjamin Netanyahu, el más grave de los dos atentados, a pesar de haber sido incruento, es el ataque al avión, porque supone "una escalada muy peligrosa del terrorismo". "Significa que los terroristas y los regímenes [que se encuentran] detrás de ellos tienen armamento que puede causar un gran número de víctimas en cualquier lugar", ha indicado el ministro, que ha añadido que "hoy disparan misiles contra aviones israelíes, mañana dispararán contra aviones americanos, británicos, contra aparatos de cualquier país".

Mientras tanto, testimonios de los pasajeros del avión confirman las conjeturas de que el aparato ha sido bombardeado con cohetes. "Justo después del despegue, escuchamos una explosión y después vi de mi lado del avión un resplandor de luz en el extremo [del ala]", ha señalado un pasajero a su llegada a Israel. Otro testigo ha relatado que vio "una estela negra que se acercaba al avión a gran velocidad".

Tras este ataque, se ha producido el atentado contra el hotel Paradise de Mombasa, en el que han muerto 13 personas, 10 africanos y tres israelíes, y otras 80 han resultado heridas. En el momento del ataque, unos 140 turistas israelíes se disponía a registrarse en el establecimiento. El grupo acababa de bajarse del avión atacado después, cuando regresaba a Tel Aviv.