Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ORIENTE PRÓXIMO

El Consejo de Seguridad de la ONU condena el cerco a Arafat

Estados Unidos no aprobará una resolución que sólo condene los actos violentos de una de las partes

La mayoría de los 15 miembros del Consejo de Seguridad le han pedido a Israel que cumpla las resoluciones de la ONU. La reunión de urgencia fue solicitada por el observador de Palestina ante la ONU, Naser al Kidwa, a través del grupo árabe, ante la escalada de violencia y el nuevo cerco impuesto al líder palestino, Yasir Arafat.

"¿Cómo puede la Autoridad Palestina combatir el terrorismo si lo que les queda de la infraestructura de seguridad está a punto de ser destruido?, se ha preguntado el secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, en el discurso de apertura de la sesión.

Al Kidwa ha subrayado que los actos criminales cometidos por Israel tienen la impunidad de la comunidad internacional, representada por el Consejo de Seguridad, "incapaz de ejercer sus responsabilidades por la posición de uno de sus miembros permanentes", en referencia a Estados Unidos.

El representante palestino ha recordado las 38 resoluciones (referentes a la violación de derechos humanos, a la ocupación ilegal, al establecimiento de asentamientos, a las deportaciones, etc.) aprobadas por el Consejo de Seguridad en las tres últimas décadas, que no han sido cumplidas. "Por si fuera poco, Israel es también el único Estado en la región que dispone ilegalmente de armamento nuclear, además de otras armas de destrucción masiva", ha explicado Al Kidwa.

Por su parte, el embajador de EEUU, John Negroponte, ha explicado que es esencial que Israel considere las consecuencias de sus acciones que inducen a la tensión y a la violencia, en lugar de apaciguarla. Aún así, Negroponte ha indicado de antemano su rechazo a cualquier otra resolución sobre Oriente Medio que sólo condene los actos de terror de una de las partes en el conflicto.

En la propuesta de resolución, presentada por Siria y que puede que sea aprobada hoy en el Consejo de Seguridad, se exige a Israel que se retire a las posiciones anteriores a septiembre del año 2000 y que ponga fin a todos los actos de violencia.