Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ORIENTE PRÓXIMO

El Ejército israelí detiene a un centenar de palestinos en varias incursiones

Arafat transmite a Solana su interés por una conferencia de paz auspiciada por la UE, la ONU, Rusia y EE UU

Los tanques israelíes han vuelto a penetrar esta noche en las localidades autónomas cisjordanas de Nablús, Belén y Tulkaren, dondes han detenido a al menos cien palestinos tras establecer el toque de queda y registrar casa por casa. Aunque algunas fuentes aseguran que se trata de una reocupación de las ciudades, Israel afirma que sus soldados sólo realizan "patrullas rutinarias". Estas operaciones se produce cuando la comunidad internacional incrementa sus esfuerzos para impulsar una conferencia de paz.

La última de las incursiones israelíes se ha producido esta madrugada en la localidad cisjordana de Tulkarem, según ha informado un portavoz de la seguridad pública palestina.

"Las fuerzas de ocupación israelíes entraron después de la medianoche en la localidad desde dos direcciones diferentes y se desplegaron en el barrio este y en el centro", ha señalado la fuente, que ha añadido que el Ejército impuso el toque de queda y los soldados israelíes abrieron fuego contra las viviendas de la localidad, lo que "aterrorizó a los residentes, especialmente a las mujeres y niños".

Detenciones en masa en Balata

Por su parte, un portavoz militar israelí ha indicado esta mañana que esta nueva incursión tiene por objetivo "impedir la salida de terroristas a las poblaciones de Israel", para añadir que sus fuerzas han arrestado a al menos cien palestinos desde ayer, aunque los residentes de Nablús aseguran que esa cifra corresponde únicamente a los arrestados en el vecino campo de refugiados de Balata.

En todo caso, entre los arrestados figuran ocho palestinos buscados por Israel, incluido Issam abu Bakher, secretario general del movimiento Al Fatah en Hablús, y dos activistas de Hamás.

En estos momentos, el Ejército israelí sigue operando en las ciudades de Nablús, Tulkarem y Kalkilia, así como en el campo de refugiados de Deheishe. Desde su ofensiva militar de abril contra Cisjordania, Israel efectúa incursiones puntuales casi a diario en las ciudades y localidades de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), para "frustrar atentados y arrestar a sospechosos" de la resistencia palestina.

Ofensiva diplomática

Las últimas incursiones coinciden con una intensa actividad diplomática para tratar de rescatar el proceso negociador, y que incluye desde ayer las visitas de cuatro enviados especiales de EE UU, la Unión Europea y Egipto. La jornada de hoy se ha centrado en las entrevistas que el alto representante europeo para la Política Exterior y la Seguridad, Javier Solana, ha mantenido con el presidente palestino, Yasir Arafat, y con otros dirigentes, en Ramala.

Según ha afirmado Cristina Gallach, jefa de prensa de Solana, Arafat se ha mostrado interesado en la celebración de la conferencia internacional que está promoviendo el 'Cuarteto' -organismo que reúne a los Estados Unidos, la Unión Europea, la Federación Rusa y las Naciones Unidas-. "Nos han respondido que les interesa la idea de la conferencia, como vía para abrir un canal a través del cual reactivar las negociaciones políticas", ha añadido.

No obstante, los diferentes líderes palestinos con los que se ha entrevistado hoy Solana han puesto como condición para participar en ella que el Ejército israelí se retire previamente a las líneas que ocupaba antes de que estallara la Intifada, el pasado 29 de septiembre del 2000.