TERRORISMO

El 'terrorista del zapato' avisó a su madre de que iba a cometer un atentado

Richard Reid recibió la ayuda de al menos otra persona, aseguran los fiscales del caso

Richard Reid, el ciudadano británico acusado de intentar volar un avión que realizaba la ruta entre París y Miami (Florida), más conocido como el terrorista del zapato, le contó a su madre en un correo electrónico que iba a cometer un atentado terrorista para "ayudar a eliminar la opresivas fuerzas estadounidenses de los territorios musulmanes", según los documentos que los fiscales del caso han presentado ante un tribunal de Boston (Massachusetts).

Más información

Los fiscales, que han difundido varios correos electrónicos que el llamado terrorista del zapato envió a su madre en los que le pedía que no se preocupara por él y se definía como "un guerrero contra las fuerzas de EE UU que oprimen a los países musulmanes", pretenden con estos documentos que el juez desestime la petición de los abogados de Reid de que se anule la orden que prohíbe a sus letrados trasladar a terceras partes el contenido de las conversaciones mantenidas con él.

Según la Fiscalía, "aunque se puede confiar en sus abogados", incluso los individuos más honrados pueden convertirse sin saberlo en transmisores de mensajes en clave, aun creyendo que dichos mensajes sirven para el beneficio de la defensa del cliente.

El Gobierno estadounidense está convencido de que Reid no preparó solo el atentado, e indicó que su elección fue un "deliberado y calculado acto de terrorismo". Según los fiscales, al menos una persona tuvo que ayudar a Reid antes de abordar el vuelo 63 de la compañía American Airlines el pasado 22 de diciembre, llevando en su calzado una pequeña cantidad de TATP, un potente explosivo.

"Acto deliberado de terrorismo internacional"

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

La investigación determina que "Reid no estuvo desasistido en sus esfuerzos para destruir el vuelo 63 y que la elección del objetivo fue un acto deliberado y calculado de terrorismo internacional", recoge el comunicado hecho público por la acusación. Los fiscales ofrecieron evidencias forenses que, a su juicio, demuestran que los cabellos y la huella de una mano encontrados en el explosivo no corresponden a Reid, de lo que se deduce que otra u otras personas le ayudaron a preparar el artefacto explosivo.

El comunicado, sin embargo, no hace ninguna referencia a la presunta vinculación de Reid con Al Qaeda, pese a que el fiscal general de Estados Unidos, John Ashcroft, se refirió a este ciudadano británico como "un terrorista entrenado por la red terrorista que lidera Osama Bin Laden". La acusación sí recuerda que antes de su detención, entre julio y diciembre de 2001, Reid viajó desde Bélgica a Israel, Egipto, Turquía y Pakistán, pese a no tener ingresos económicos.

Reid intentó sin éxito hacer estallar el vuelo de American Airlines que el pasado 22 de diciembre cubría la ruta París-Miami con un explosivo que llevaba oculto en su calzado y que, según los expertos, que podría haber derribado el aparato. Sin embargo, el terrorista fue reducido por miembros de la tripulación y algunos pasajeros, después de que una azafata viera como el hombre intentaba prender fuego a una mecha que tenía en el zapato, y posteriormente fue detenido por la policía del aeropuerto de Boston (Massachusetts).

Richard Reid podría ser condenado a cadena perpetua por los delitos de intento de asesinato, intento de homicidio e intento de utilizar un arma de destrucción masiva. El juicio en su podría comenzar en noviembre, según fuentes judiciales.

Un agente del FBI escolta al supuesto terrorista suicida (derecha).
Un agente del FBI escolta al supuesto terrorista suicida (derecha).ASSOCIATED PRESS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción