Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FRANCIA

Chirac da 10 días al Gobierno para que prepare nuevas leyes contra la inseguridad

El reelegido presidente francés exige al Ejecutivo un recorte del 5% del IRPF

El recién reelegido presidente francés, el neogaullista Jacques Chirac, ha dado hoy un plazo de diez días al nuevo Gobierno para preparar dos proyectos de ley destinados a dotar de más medios a las fuerzas del orden y a la justicia, con la vista puesta en las elecciones legislativas de los días 9 y 16 de junio.

En el primer Consejo de ministro del Ejecutivo liderado por el centrista Jean-Pierre Raffarin, Chirac ha pedido también que "en las próximas semanas" el Ejecutivo adopte un recorte del 5% del impuesto sobre la renta de 2001 pagadero este año, según ha informado el portavoz del Gobierno, Jean-Francois Copé.

La lucha contra la inseguridad y la rebaja de la fiscalidad de particulares y empresas fueron las principales promesas de Chirac en su campaña para la reelección, que logró el pasado domingo por una aplastante mayoría en unas elecciones convertidas en un auténtico referéndum contra la extrema derecha de Jean-Marie Le Pen.

La apuesta del nuevo Ejecutivo

El portavoz del Gobierno ha informado también de que en este primer Consejo de ministros se confirmó la regla de que un miembro del Gobierno no podrá desempeñar a la vez un cargo ejecutivo local.

Esta norma, instituida en 1997 por Jospin cuando asumió las riendas del Ejecutivo, y retomada por Chirac, afecta a 13 de los 27 ministros o secretarios de Estado del equipo de Raffarin, incluidos varios "pesos pesados" neogaullistas, como el "número dos" del Gobierno y super ministro de Interior y Seguridad Interior, Nicolas Sarkozy.

El propio Raffarin anunció el pasado miércoles que dimitirá como presidente del Consejo Regional de Poitou-Charentes, en aplicación de esta regla del "no cúmulo" de funciones. Una regla difícil para los afectados, dado que no saben qué será de ellos a partir del próximo 16 de junio, cuando se celebra la segunda vuelta de las elecciones legislativas.

El veredicto de las urnas determinará la mayoría en la nueva Legislativa y, por tanto, la supervivencia del Gobierno recién estrenado en labores de gobierno.