PRESIDENCIALES EN FRANCIA

Le Pen: La xenofobia y el ultranacionalismo como bandera

A los 73 años y al cuarto intento, el ultraderechista Jean-Marie Le Pen ha logrado pasar a la segunda vuelta en unas elecciones presidenciales. El líder del Front National , un veterano de la guerra de Indochina, ha hecho de la xenofobia y del ultranacionalismo su mercancía política.

Un discurso que ha ido calando poco a poco en una sociedad francesa enfrentada a unas altas cifras de inmigración, sacudida por la inseguridad ciudadana y castigada por el paro.

Más información

En las elecciones presidenciales de 1995, Le Pen ya había conseguido el 15 por ciento de los votos en la primera vuelta, aunque tan sólo le valió para situarse en cuarto lugar, tras Chirac, Jospin y Balladur. Sin embargo, en esta ocasión parece que una alta abstención y el hundimiento del candidato socialista le han permitido alcanzar su objetivo con tan sólo el 17 por ciento de los votos.

Jean-Marie Le Pen lograba entrar en la Asamblea Nacional por primera vez en 1956, siendo el diputado más joven de Francia con 27 años, elegido en una lista denominada Unión y Fraternidad Francesa. En 1972 funda el Front National cuya presidencia ostenta desde entonces. El despegue electoral del partido de extrema derecha se produce en 1983, en las elecciones municipales, y se confirma un año más tarde en las europeas, en las que el propio Le Pen es elegido eurodiputado.

El Front National se hace un hueco en el panorama político francés en base a dos ideas convertidas en sus lemas electorales: "la preferencia francesa" y "los franceses primero". En suma, se trata de una receta mágica contra el paro: expulsar a los emigrantes y dar a los parados franceses los puestos de trabajo que ocupaban. Una propuesta que no resiste un análisis serio pero que poco a poco va calando en las capas populares de la sociedad francesa.

Los años ochenta y noventa son los de los excesos verbales de Jean-Marie Le Pen. Su alma fascista queda de manifiesto cuando califica "de una cuestión menor" las cámaras de gas de los campos de concentración nazis, lo que le cuesta una condena de los tribunales más simbólica que real. Sin embargo, su carrera electoral sigue en alza y en las presidenciales de 1995 consigue un magnífico resultado: el 15 por ciento de los votos en la primera vuelta.

Sin embargo, los últimos años también han sido los del cisma en la extrema derecha francesa. El número dos del Front National, Bruno Mégret, se enfrenta a Le Pen en 1998 y es expulsado del partido, fundando el Movimiento Nacional Republicano. A pesar de la división de la extrema derecha, Jean-Marie Le Pen ha sido capaz de confirmar su atractivo en un amplio sector del electorado francés y lograr la victoria más importante de su ya larga carrera política.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50