INMIGRACIÓN

Interceptado un barco con un millar de inmigrantes en Sicilia

Varios de los pasajeros amenazaron con arrojar al mar a los niños cuando las autoridades subieron a bordo

Agentes de la Guardia de Finanzas (Policía fiscal y de fronteras) italiana se han hecho con el control de una nave en aguas del mar de Sicilia que transporta en torno a un millar de personas, la mayoría de origen kurdo, que presuntamente pretendían entrar ilegalmente en el país.

Fuentes de ese cuerpo militar han informado de que el barco Mónica fue localizado la pasada madrugada y rodeado por cuatro naves de la Guardia de Finanzas, algunos de cuyos agentes han subido a bordo para hacerse con el mando. El buque ha llegado ya al puerto de Catania remolcado por la marina militar.

Más información

Varios de los pasajeros amenazaron con arrojar al mar a los niños cuando las autoridades subieron a bordo. La nave se dirige hacia el puerto de Catania, al este de la isla de Sicilia y lleva la bandera de Santo Tomé, que puede ser falsa, ya que los agentes sospechan que en realidad procede de Líbano.

Para ello cuentan con el testimonio de la Marina francesa, una de cuyas fragatas que patrullan en el Mediterráneo oriental había informado de la presencia de varios centenares de personas en una embarcación.

Remolcada por dos naves

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Las autoridades francesas advirtieron a las italianas de la situación, por lo que varias unidades de la Guardia de Finanzas se acercaron al barco con inmigrantes para asumir el control.

La embarcación, de 75 metros de largo, ha sido remolcada por dos naves privadas que viajan a una velocidad de crucero de entre 4 y 5 nudos, es decir, a casi 10 kilómetros por hora, escoltada por la Guardia de Finanzas y la Guardia costera.

En Catania ya hay dispuestos medios de ayuda para los inmigrantes, muchos de los cuales presentan síntomas de deshidratación y hambre, aunque todos serán sometidos a revisión médica ante las precarias condiciones en que viajaban.

El elevado número de indocumentados obligará a las autoridades a distribuirlos en distintos centros de acogida, tanto en Sicilia como en el continente italiano, como en la localidad de Bari.

AP
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción