Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS ECONÓMICA Y SOCIAL

El FMI y el Banco Mundial prometen ayudar a Argentina

Miles de desempleados marchan por Buenos Aires para pedir trabajo

Los organismos internacionales de crédito han roto una lanza a favor de Argentina. En un inusual comunicado conjunto, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) han asegurado que unirán sus fuerzas para ayudar al país a salir de su crisis, lo que puede traducirse en la concesión de asistencia financiera.

Por primera vez desde que interrumpiera su programa con Argentina en diciembre, el FMI ha reconocido que podría prestar ayuda financiera para respaldar el plan económico de las autoridades de Buenos Aires.

Por su parte, el Banco Mundial y el BID aseguran que están dispuestos a acelerar los actuales préstamos para que el Gobierno argentino pueda hacer frente a las necesidades más urgentes.

El comunicado conjunto ha sido divulgado al término de una cita en Washington entre los responsables de las tres

instituciones financieras -Horst Koehler (director del FMI), James Wolfensohn (presidente del BM) y Enrique Iglesias (presidente del BID)-, que se han reunido para tratar la situación de Argentina.

La divulgación del comunicado conjunto de las tres instituciones multilaterales coincide con la visita que realiza a EE UU el minisro de Exteriores argentino, Carlos Ruckauf, quien ha emprendido una ofensiva diplomática para lograr la solidaridad internacional con el Gobierno del presidente Eduardo Duhalde.

Ruckauf se ha entrevistado en Washington con el responsable de Comercio Exterior estadounidense, Robert Zoellick, y con la asesora de Seguridad Nacional, Condoleezza Rice, y este martes lo hará con el secretario del Tesoro, Paul O'Neill.

Estados Unidos es el principal accionista del FMI y, sin su apoyo, es muy difícil que esa institución conceda una nueva

asistencia económica a Argentina. El Gobierno de George W. Bush ha criticado pasados "rescates" financieros del Fondo

Monetario y, en sus últimas declaraciones públicas sobre Argentina, ha instado a ese país a trabajar con la institución multilateral en busca de un plan sostenible.

Bush ha prometido el apoyo de EEUU a Argentina si logra un plan económico "sostenible", aunque las declaraciones han sido muy vagas.

Aunque hasta ahora el FMI se había mostrado reacio a pactar un nuevo préstamo a Argentina, fuentes del organismo señalan que el diálogo con Argentina es "intenso" y se espera que el próximo viaje de su enviado para América Latina, Claudio Loser, "contribuya a sentar las bases de la negociación de un programa económico que pueda ser apoyado por el Fondo Monetario".

Las autoridades argentinas aspiran a alcanzar con Loser acuerdos básicos con vistas al viaje que el ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, hará a mediados de febrero próximo a Washington para negociar una nueva línea de crédito del FMI.

'Cacerolada' de los desempleados

Mientras tanto, miles de desempleados han marchado este lunes por las calles de Buenos Aires hacia la Plaza de Mayo, frente a la sede del Gobierno, para pedir la creación de un millón de puestos de trabajo y protestar por la crisis económica que sufre Argentina, donde un 18,3% de la población activa vive en el paro, según las últimas cifras oficiales.

La protesta de los piqueteros ha contado con la adhesión de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), uno de los tres grandes movimientos sindicales del país, y la de varios grupos vecinales de Buenos Aires que organizan caceroladas a diario para reclamar soluciones a la crisis.

Sus líderes han conseguido una entrevista con el presidente Duhalde para esta misma semana, y amenazan con convocar una nueva marcha si las conversaciones con el mandatario no sientan las bases para un cambio en la situación de los desempleados.