VENEZUELA

Chávez anuncia una ley para imponer la "ética" en la prensa en vísperas de la huelga

Advierte durante su alocución radiofónica semanal de que adoptará "medidas muy duras" si la protesta patronal lleva "situaciones extremas"

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha anunciado durante su intervención radiofónica semanal que prepara una ley de contenidos informativos para imponer la "ética" en los medios de comunicación. En el programa "Aló presidente", Chávez ha explicado que el Ministerio de la Secretaría de la Presidencia y su titular, Diosdado Cabello, preparan una "ley de contenidos informativos" para hacer frente a lo que él considera "un atropello de la verdad" por parte de los medios periodísticos.

Tras criticar a la "oligarquía" que representan los dueños de los principales medios escritos y audiovisuales venezolanos, Chávez ha señalado las salidas posibles a la huelga patronal convocada para mañana, lunes: "Una de las salidas es que me reúna con la oligarquía, con un buen whisky y galletas por delante, y les diga, 'ustedes ganan, yo me olvido de la revolución'", ha asegurado el presidente.

A su juicio, "al día siguiente se acabarían las críticas" en los medios de comunicación, pero "yo antes preferiría la muerte, y por ahí no hay salida". El presidente ha añadido que hay que buscar salidas por otro lado, "por la ética y la moral" de los dueños de los medios de comunicación.

Al respecto, Chávez ha señalado que "parece que ellos (los editores) no quieren rectificar" y "por eso estamos preparando la ley de contenidos en los medios de comunicación", cuyo carácter no ha querido divulgar.

Chávez acusa a los medios de comunicación, uno de los sectores sociales más críticos a su labor de gobierno, de poner constantes obstáculos a su revolución y son frecuentes sus descalificaciones públicas a medios y propietarios.

Temor a la "ley mordaza"

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El Bloque de Prensa Venezolano, que incluye a la mayoría de periódicos impresos nacionales, se ha sumado al paro patronal de mañana y como mecanismo de protesta no sacarán a la calle la mayor parte de los diarios.

"Los diarios de la oligarquía no van a circular", ha apostillado Chávez durante su alocución, y ha recordado que mañana publicará el Gobierno un encarte de la Ley de Tierras, una de las 49 que aprobó por decreto hace un mes y que ha motivado la convocatoria de huelga. Los empresarios, agrupados en la patronal Fedecámaras (a quienes Chávez denomina "la oligarquía"), denuncian que dichas leyes atentan contra el derecho a la propiedad privada observado en la Constitución.

Según el presidente, la oposición de los empresarios a su reforma legislativa se debe a que la patronal "se acostumbró a que había un gobierno y siempre estaba allí, al lado de presidentes borrachos, corruptos y demagogos".

Los propietarios de medios consideran que Chávez busca desde hace tiempo una "ley mordaza" con su actitud beligerante con la prensa.

Editores y periodistas han denunciado al Gobierno ante organismos internacionales de derechos humanos de prensa por las limitaciones que existen a la libertad de expresión y el derecho a informar, cosa que el presidente niega y alega que hay más libertad que nunca.

"Medidas muy duras"

Respecto a la convocatoria de huelga del lunes, Chávez ha advertido de que adoptará "medidas muy duras" en caso de que se produzcan "situaciones extremas" que alteren el proceso revolucionario. En respuesta a un oyente que le llamó para dar su opinión sobre la huelga patronal de mañana, lunes, Chávez ha sentenciado que "por debilidad, esto (la revolución) no se va a caer y no me temblará la mano cuando tenga que tomar decisiones".

El gobernante venezolano, ex teniente coronel paracaidista, ha recordado su condición: "Soy un militar, y si me llega una situación extrema y si se trata de alterar el proceso democrático revolucionario, tendré que tomar medidas muy duras".

Partidarios de Chávez se manifiestan en Caracas contra la huelga patronal del lunes.
Partidarios de Chávez se manifiestan en Caracas contra la huelga patronal del lunes.AP
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS