Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN NICARAGUA

Enrique Bolaños, un empresario de 73 años en la presidencia de Nicaragua

Graduado en la universidad norteamericana de Sant Louis (Misuri), se jacta de ser amigo de los Estados Unidos

Enrique Bolaños Geyer, cuya victoria en las elecciones presidenciales de Nicaragua ya ha sido admitida por su principal rival, el sandinista Daniel Ortega, es un ingeniero industrial y empresario de 73 años que ya ocupó la vicepresidencia con Arnoldo Alemán.

Bolaños ha sido detenido en dos ocasiones por su labor de oposición al Frente Sandinista de Liberación Nacional

Bolaños, que el 28 de enero de este año fue elegido por unanimidad por los más de 400 miembros de convención del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) como candidato a la Presidencia de la República, nació el 13 de mayo de 1928 al este de Nicaragua, en Masaya, una ciudad conocida como "la cuna del folclore". Gran parte del ascendente sobre sus compatriotas que ha demostrado tener en estas elecciones nace de su labor de coordinación de la ayuda a los damnificados por el huracán Mitch, en octubre y noviembre de 1998, por la que recibió fuertes elogios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Bolaños, graduado en la universidad norteamericana de Sant Louis (Misuri), se ufana de ser amigo de los Estados Unidos.

El virtual presidente de Nicaragua goza de una aplia experiencia en el sector agro-industrial y ha sido directivo de diversas cámaras empresariales, incluyendo la presidencia del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), del 22 de marzo de 1998 al 8 de septiembre de 1999. En 1985, Bolaños ya había dirigido la Federación de Entidades Privadas de Centroamérica y Panamá (FEDEPRICAP).

Choques con los sandinistas

Durante el gobierno sandinista (1979-1990), debido a la reforma agraria, le fueron confiscadas 1.200 hectáreas que formaban parte de la empresa Bolaños-Saimsa, lo que el ahora futuro presidente calificó como un "acto de castigo y venganza política". Pero no ha sido ese su único choque con los sandinistas. Por su labor de oposición al Gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Bolaños fue detenido en una de sus plantaciones de algodón el 17 de julio de 1982 por agentes de la extinta Seguridad del Estado y liberado 24 horas después por gestiones del ex presidente de Venezuela Luis Herrera Campins. El 21 de octubre de 1989 fue detenido por segunda vez, junto a otros cuatro líderes del sector privado, por haber dirigido una carta que contenía críticas a la entonces Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional. Una vez más fue liberado, seis días después, tras aclararse que no era presidente de COSEP, ni presidente de ninguna de la cámaras empresariales de Nicaragua en esa época.

Acostumbra a presentarse en sus conferencias de prensa con un ordenador portátil para divulgar su programa de gobierno, y ha escrito varias obras. Entre ellas, ¿Cómo vamos? 1982, un trabajo sobre indicadores económicos; Ideas para todos, una serie de artículos de prensa; Memorandum de la Presidencia, publicaciones semanales del COSEP; Nicaragua 1984-Economía, y Nicaragua: 165 años de vida independiente. Está casado y es padre de cinco hijos, uno de ellos fallecido.