GUERRA CONTRA EL TERRORISMO

Bush rechaza la oferta de Kabul de extraditar a Bin Laden a un país neutral

El gobernador de Jalalabad asegura que el régimen talibán se plantearía la entrega si tuviera acceso a las pruebas contra el millonario saudí

El presidente de EE UU ha zanjado con un rotundo rechazo el último movimiento del régimen taliban que, por boca de un alto representante, había anunciado su disposición a estudiar la extradición de Bin Laden a un país neutral "que no esté bajo la influencia de Estados Unidos ni próximo a los talibán". Bush ha sido claro: "Estados Unidos no tiene nada que negociar con el régimen talibán. No hay negociaciones. Punto".

Más información
Al Qaeda amenaza a EE UU y a Gran Bretaña con nuevos atentados suicidas
Un hijo de Bin Laden asegura que EE UU jamás encontrará a su padre
EE UU afirma que el envío de cartas con ántrax es un "acto terrorista"
Los talibán muestran a periodistas extranjeros los efectos de los ataques
Tema:: La primera guerra del siglo
Gráfico animado:: Objetivo: Afganistán

En lo que parecía un decisivo cambio de rumbo del Gobierno que ampara al supuesto organizador de los atentados del 11 de septiembre, el régimen talibán había anunciado estar dispuesto a estudiar la extradición de Osama Bin Laden a un país "que no esté bajo la influencia de Estados Unidos ni próximo a los talibán".

El gobernador de Jalalabd (este de Afganistán), Maulani Abdul Kabir, ha asegurado a los informadores invitados por el régimen talibán a las zonas bombardeadas por los aviones estadounidenses que Afganistán renovaba su oferta de abordar el caso de Bin Laden "a través de negociaciones directas con Estados Unidos".

Según sus palabras, eso será "fructífero y útil". Ha llegado el momento de sentarse y resolver este problema". "Si se nos muestran las pruebas, podría designarse un tercer país que no estuviera bajo la influencia de los Estados Unidos ni de los talibanes", ha añadido. "Los Estados Unidos deben hablar directamente con los talibanes, no con la intermediación de Islamabad".

Los bombardeos estadounidenses "no han logrado disuadir a la gente", ha declarado. "La población sigue apoyando a los talibán". "Nuestro sistema islámico no es una amenaza para otras comunidades", ha proseguido.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Asimismo, Maulani Abdul Kabir ha excluido "cualquier posibilidad de una llegada al poder de la Alianza del Norte", la coalición armada que trata de derribar el régimen de Kabul.

Negativa de EE UU

Sin embargo, la nueva oferta del régimen afgano se ha encontrado con la inmediata y tajante negativa del Gobierno de EE UU.

El presidente George W. Bush ha declarado a su llegada a la Casa Blanca desde la residencia de Camp David que "EE UU no tiene nada que negociar con el régimen talibán. No hay negociaciones. Punto".

Un poco antes, la decisión del presidente ya había sido adelantada por la portavoz de la Casa Blanca Ann Womack, quien declaraba tras conocerse la oferta que "el presidente [George W. Bush] ha declarado que no hay posibilidad de negociación".

EE UU exige que le sea entregado Bin Laden, a quien se considera responsable de los ataques del 11 de septiembre.

El presidente Bush, durante una inprovisada rueda de prensa.
El presidente Bush, durante una inprovisada rueda de prensa.AP
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS