SUCESO

Al menos 10 muertos tras el ataque armado a un autobús de línea en EE UU

Un desconocido ha degollado al conductor, lo que ha provocado el accidente.- Suspendidas todas las rutas de la compañía Greyhound.- Se descarta el móvil terrorista

Al menos 10 personas han resultado muertas en un accidente de un autobús de la compañía estadounidense Greyhound Lines, después de que un desconocido degollara al conductor del vehículo. La empresa de transporte, que había suspendido todos sus servicios durante unas horas para revisar los vehículos, ha reanudado su actividad a las 18.00 horas.

Los hechos se han producido cerca de la localidad de Manchester (estado de Tennessee) en el sur de Estados Unidos. El autobús, que realizaba la ruta entre Nashville y Atlanta con 37 pasajeros, volcó en la cuneta y se estrelló unos 80 kilómetros al sudeste de Nashville en la ruta interestatal 24. Según la policía local, el agresor murió al estrellarse el autobús.

Susan Dryden, portavoz del Departamento de Justicia, ha explicado que el agresor portaba pasaporte croata y de las investigaciones efectuadas hasta el momento "no hay motivos para creer que haya sido un ataque terrorista".

Una portavoz de Greyhound, Kristin Parsley, anunció momentos después de producirse el suceso que suspendían todos los servicios como medida de precaución al desconocerse si se trataba de un ataque terrorista o de un acto criminal. La empresa, con sede en Dallas (estado de Texas), tenía en ruta 1.900 de sus 2.300 autobuses cuando ocurrió el incidente.

Posteriormente, la empresa Greyhound Lines ha anunciado que volverá a establecer el servicio a las 18.00 horas (13.00 horas en la costa este de EE UU), tras revisar todos sus autobuses para comprobar los sistemas de seguridad.

Aunque las investigaciones siguen su curso, los primeros indicios han llevado a las autoridades a descartar por el momento un móvil terrorista.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

En una comunicación por teléfono móvil, una pasajera, Carly Rinearson, ha explicado a una cadena de televisión que un hombre de entre 30 y 35 años de edad se aproximó a ella varias veces y le preguntó la hora. Según su testimonio, el individuo le pidió luego si podía sentarse en su asiento, ubicado en la parte delantera del vehículo, a lo que ella se negó.

"Después, el hombre fue hacia adelante, hacia el conductor y, sin mediar palabra, le cortó el cuello". "El conductor giró el volante y el autobús volcó", ha añadido.

Los equipos de rescate, alrededor del autobús siniestrado.
Los equipos de rescate, alrededor del autobús siniestrado.AP
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción