PREPARATIVOS BÉLICOS

'Libertad duradera', nuevo nombre de la operación militar que prepara EE UU

Las quejas de la comunidad musulmana han llevado al Pentágono a enterrar la denominación 'Justicia Infinita'

Las suspicacias que la denominación Justicia Infinita había despertado entre la comunidad musulmana ha llevado al Pentágono a cambiar el nombre de la ofensiva que castigará los ataques terroristas del pasado 11 de septiembre. A partir de ahora, el mundo conocerá el despliegue militar como Justicia duradera.

El cambio ha sido anunciado por el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld en rueda de prensa. Rumsfeld ha puntualizado que la nueva denominación se refiere al despliegue militar en curso, no a la operación con la que a largo plazo EE UU pretende combatir y erradicar la actividad terrorista internacional.

Más información
Bush quiere manos libres para vender armas a los países que apoyen su coalición
EE UU despliega las primeras tropas en la frontera norte de Afganistán
EE UU envía más aviones para un primer ataque contra Afganistán
Europa cree legitima una acción de EE UU si tiene "objetivos claros"
Especial:: La primera gran crisis del siglo
Gráfico animado:: Objetivo: Afganistán
Gráfico animado:: El teatro de operaciones

Rumsfeld ha insistido en que la operación no supondrá un ataque masivo como en otras guerras, sino un conflicto de años y con todo tipo de medios para acabar con la amenaza terrorista.

El nombre en inglés de la operación bélica en marcha es Enduring Freedom y su traducción al español no es fácil porque puede tener diversos significados.

El sentido que le quiere dar el Pentágono es que la operación tiene como objetivo la defensa de la libertad para asegurarla de forma permanente.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Rumsfeld ha indicado que la operación bélica en marcha consiste en la movilización de tropas, aviones y buques de guerra y que a esta fase se la ha bautizado como Libertad Duradera.

El secretario de Defensa reconoció hace una semana que el Pentágono no quería ofender a nadie con el nombre de la operación en marcha y se mostró dispuesto a cambiarla, después de que clérigos musulmanes recordasen que sólo a Dios le corresponde imponer justicia infinita.

"Conflicto entre el bien y el mal"

Al mismo tiempo que el Pentágono anunciaba el cambio de nombre del dispositivo militar puesto ya en marcha por EE UU, el presidente Bush recibía en Washington al primer ministro japonés, Junichiro Koizumi, el último líder en reunirse con el presidente estadounidense y ofrecer su apoyo en la lucha internacional contra el terrorismo.

Koizumi ha dejado abierta todo tipo de ayuda a la administración Bush en la nueva guerra : " ayuda financiera, medios diplomáticos, asistencia médica, ayuda a los refugiados y transporte de suministros".

"Creo que podemos cooperar de todas estas formas", ha añadido el primer ministro japonés, quien busca dar un mayor papel a sus fuerzas armadas, cuyo papel está muy limitado por la Constitución, que prohíbe su participación en conflictos externos o en alianzas militares.

Koizumi no ha precisado, en su declaración, si enviará buques militares en operaciones de vigilancia y apoyo junto a navíos de la Marina estadounidense en aguas del Océano Indico, tal como afirma la prensa de su país.

Bush ha agradecido la ayuda de Japón y ha advertido de que "ninguna amenaza evitará que la gente que ama de la libertad la defienda". "Es una batalla del bien contra el mal. No hay justificación posible a los ataques"

REUTERS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS